Más ferias del libro

4 de Noviembre, 2018 - 00h07
4 Nov 2018
4 de Noviembre, 2018
4 Nov 2018

El libro fue el protagonista de dos ferias universitarias que se realizaron en octubre en dos ciudades ecuatorianas. La primera, en la capital azuaya, en la Universidad de Cuenca. Y la segunda, en Guayaquil, en la Universidad de las Artes. Ambas contaron, sobre todo, con un público estudiantil, que participó de los diálogos, talleres y clases magistrales que formaron parte de los programas. Pese a las desoladoras estadísticas, que nos hablan de un país de no lectores, ver a un nutrido grupo de jóvenes en estas citas hace pensar que algo está cambiando. Aquí un dato: la Escuela de Literatura de la UArtes cuenta con 160 estudiantes.

La Feria de Cuenca, que se desarrolló del 15 al 19 de octubre, tuvo como lema ‘Del libro al lector: travesías’ y su esfuerzo estuvo encaminado a desentrañar el itinerario de los libros, desde su concepción hasta su distribución y lectura. Por ese motivo, en las mesas de diálogos los temas sobre los cuales se reflexionó fueron, entre otros: los procesos de edición, el rol del editor, las estrategias para la formación de público lector, la internacionalización del libro ecuatoriano y la función de la crítica literaria y de la crítica periodística en la formación de los lectores. Se sumaron talleres de escritura creativa, de didácticas de enseñanza de la literatura, presentaciones de libros y diálogos con autores,  así como exhibición y venta de libros.

La Feria Libre Libro, de Guayaquil, que se cumplió del 23 al 27 de octubre, estuvo dedicada a las mujeres escritoras y editoras y a homenajear a Mary Shelley, la autora británica que escribió la célebre y pionera novela Frankenstein o el moderno Prometeo, libro que en este 2018 cumple 200 años de publicado. Las invitadas centrales fueron las escritoras y editoras, aunque hubo también hombres que presentaron sus libros y participaron como panelistas.

Talleres de edición, de escritura, charlas sobre Mary Shelley y sobre los desafíos de las editoriales independientes, de las que parece haber un boom; exhibición y venta de libros fueron algunas de las muchas actividades propuestas. La feria permitió que el público escuchara las voces y se acercara a la literatura de autoras como las bolivianas Liliana Colanzi y Giovanna Rivero y  las ecuatorianas Gabriela Alemán y Sandra Araya.  Se presentó, asimismo, la antología de poesía de la ecuatoriana Ileana Espinel, editada por el sello español Visor, con la presencia de su fundador, Chus Visor, y del que ideó esta publicación, el poeta guayaquileño Augusto Rodríguez, quien creó y dirige el festival anual de poesía que lleva el nombre de Ileana Espinel y cuya edición del 2018 coincidió con Libre Libro.

Otro libro que se dio a conocer en Libre Libro fue La primera vez que vi un fantasma, de la escritora guayaquileña Solange Rodríguez, publicado por otra editorial española: Candaya, en coedición con la UArtes. Este sello editorial español ha publicado con anterioridad dos novelas de Mónica Ojeda. Y ahora publica la narrativa de Solange Rodríguez como una confirmación de la vitalidad de la literatura ecuatoriana escrita por mujeres. A leer a estas autoras. En Ecuador se escribe.  (O)

claramedina5@gmail.com / @claramedinar

Más ferias del libro
Columnistas
2018-11-04T00:07:04-05:00
El libro fue el protagonista de dos ferias universitarias que se realizaron en octubre en dos ciudades ecuatorianas.
El Universo

Cuéntenos su problema

Envíe sus consultas a El Especialista llenando el siguiente formulario.

Formule su pregunta aquí