La situación crítica del sistema de salud en Ecuador cada vez se siente más. Y es que ya no solo hace falta alguna medicina o algún insumo para las intervenciones en los hospitales, también los especialistas empiezan a ausentarse, algunos porque renunciaron ante esta situación y ahora hay muchos pacientes que han quedado a la deriva de sus tratamientos.

Este y otros tipos de problemas se pretenden evitar con el trabajo de dos meses que durará la emergencia en el sistema de salud que anunció el presidente Guillermo Lasso como medida para tratar de frenar las protestas.

La emergencia en salud durará 60 días para adquirir 700 fármacos con abastecimiento de 6 meses; hay dudas y expectativas en pacientes con enfermedades graves y en gremios de médicos

La declaración de emergencia incluye al Ministerio de Salud Pública (MSP), Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Instituto de Seguridad Social de Fuerzas Armadas (Issfa) e Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol).

Con este plan se tiene previsto agilizar los procesos de compra, así como contar con los recursos económicos suficientes.

Publicidad

Tras esta declaratoria de emergencia, los pacientes esperan que no solo se priorice el abastecimiento de medicinas, sino que se contrate a especialistas para atender operaciones pendientes.

Diana llegó la mañana de este lunes, 20 de junio, por cuarta vez al hospital Francisco de Ycaza Bustamante, en Guayaquil, con su bebé de 4 meses que padece de labio leporino. Ella busca que se le concrete la operación porque el niño padece de reflujo, gases y problemas intestinales debido a la malformación de su boca, además que se le complica succionar el biberón. Pero el gran problema es que no hay cirujano para realizar la intervención, según ella.

La tía del menor recordó que en el hospital Oramas González, de Durán, donde residen, le dieron la derivación para el Francisco de Ycaza Bustamante por ser un centro especializado en niños y porque allá no había los especialistas para operación de labio leporino. Sin embargo, acá lo atendieron un par de veces y ya no le dan respuesta de la operación pendiente.

“Lo último que dijeron es que el cirujano ha renunciado, que regrese en agosto a averiguar si ya hay. Mientras el bebé sigue sufriendo con su paladar así. Mi hermana y mi sobrino han venido más de cuatro veces y no dan razón de su caso, no sabemos dónde acudir, queremos que él se pueda mejorar”, lamentó la tía del niño, quien esperaba en los exteriores del hospital, aguantando sol.

Publicidad

En el hospital General Guasmo Sur se pidió mayor abastecimiento de medicina, de especialistas. Foto: Carlos Barros/El Universo. Foto: El Universo

En los exteriores del hospital del Guasmo Sur, del Ministerio de Salud, también hubo quejas por la falta de atención y de información para los familiares de pacientes.

Ana, de 69 años, junto a su mamá de 88 lamentó haber acudido a la cita de traumatología porque le indicaron que no estaba disponible el especialista. “Me entero acá de esto. Me hacen gastar en taxi, mi tiempo perdido, aparte de que en las últimas consultas ya ni el paracetamol nos daban”, lamentó la mujer.

A pocos metros de ella estaba Jessenia, quien había pasado la noche, madrugada y mañana en los exteriores del hospital, ya que su hija tuvo una emergencia de adelanto de parto a las 34 semanas.

“La doctora solo me dijo que el niño iba a nacer prematuro y no nos ha dado información desde hace 20 horas. La traje a las cuatro de la tarde, estaba muy mal y por más que he preguntado no me dan información, no debe haber esta falta de comunicación, de calidez de atención, no hay nada de eso”, lamentó ella, quien trataba de abrigarse del frío afuera del área de consulta externa del hospital.

Publicidad

Mientras tanto, en el hospital Teodoro Maldonado Carbo familiares de pacientes explicaron que hay toda la medicina, que está escasa y que también hacen falta especialistas porque no hay citas seguidas, todas demoran más de dos meses en algunas especialidades.

En exteriores del hospital Teodoro Maldonado del IESS comentaron que sí se da la atención, sin embargo, que para especialidades es demorado el agendamiento, además que no hay toda la medicina. Foto: Carlos Barros Foto: El Universo

Susana, moradora del sur de la urbe, comentó que su padre padece de fibrosis pulmonar y que necesita medicamentos de forma constante, también de oxígeno, ya que sus pulmones no funcionan, sin embargo, las medicinas no se las entregan; además de que los especialistas para este problema de salud no están disponibles. (I)