El Municipio de Guayaquil anunció la separación de 42 agentes de control metropolitano por comportamientos irregulares.

Una investigación basada en videos aficionados, grabaciones de cámaras ojos de águila, denuncias, entre otras evidencias, se recopilaron y sirvieron para desvincular a ese número de agentes metropolitanos debido a actos irregulares en el sector de la Bahía, en el centro.

La alcaldesa Cynthia Viteri explicó que luego de una protesta que realizaron comerciantes formales de la Bahía por la competencia desleal con la informalidad, se enfatizó en la investigación de denuncias de actos de corrupción. Priscila Salcedo, directora de Recursos Humanos, estuvo al frente de las indagaciones. Los trabajadores de dicho sector comercial denunciaron presuntos cobros indebidos, pedidos de mercadería, entre otros actos irregulares por parte de ciertos agentes de control.

El Departamento de Recursos Humanos del Municipio analizó diversas evidencias y tomó la medida de separar a esos agentes, en el que había uniformados de tropa y oficiales con más de quince años de trabajo en esa unidad.

El abogado Hernán Coloma, dirigente de la Bahía, comentó que tuvieron que hacer una marcha con los comerciantes formales porque no soportaban el desorden e inseguridad de comerciantes informales y que buscan que se mantenga el comercio formal en ese sitio icónico de Guayaquil. (I)