Desde las 06:00, Víctor Figueroa sale todos los días con sus tres tanques azules hasta la vía principal de la cooperativa 18 de Abril, ubicada en el cantón Durán, a esperar un camión cisterna.

Él, este miércoles 29, se ubicó en una de las esquinas de la calle para que el conductor de este vehículo lo pueda observar desde lejos. Los tres tanques, si es que logra llenarlos todos, le duran dos días. Con el agua que recoge se asea, cocina y lava cierta ropa a mano, ya que si usa la lavadora no le alcanza.

A los habitantes de Durán ya no les sorprende que haya corte de agua de un día; dicen que soportan años y exigen solución definitiva

Así como Figueroa, unos diez vecinos más también se pusieron en las aceras junto a baldes y tanques a esperar. ”Este es el diario vivir, dejar nuestros quehaceres para esperar o mendigar un poco de agua que a veces no nos cobran”, dijo otro morador de la misma cooperativa.

Los vecinos se ubicaron en las diferentes esquinas del barrio, desde temprano, porque era el día en que el tanquero les iba a dejar agua gratis. “Es algo que nos dan una vez por semana (o dos), aunque a veces no llega a todos los barrios o a las casas que están en intersecciones complejas”, indicó una moradora del sector.

Publicidad

Los camiones cisterna rellenan tanques y pozos que están ubicados en el interior de algunas viviendas en Durán. Foto: Carlos Barros/El Universo. Foto: El Universo

La problemática de la falta de agua es recurrente en Durán. De hecho, por la carente dotación del servicio básico decenas de personas protestaron la mañana de este miércoles en la ciudadela Maldonado.

Los reclamos de los moradores se enfocaron en la intermitencia del servicio de agua potable y la falta de trabajos en el acueducto antiguo que existe en el cantón. Los vecinos de diferentes zonas de Durán no descartan volver a protestar para que se regularice el servicio.

Allí, al menos quince personas con carteles, pitos y megáfonos buscaron atención por parte de las autoridades para que se les dé solución al tema que, señalan, se ha agravado en los últimos cinco años.

”Yo pago $ 30 mensuales y a veces hasta $ 40 para llenar mis tanques o mi cisterna y aún así me toca pagar la planilla de $ 5″, contó Juliana Pila, quien reclama que paga por un servicio que no recibe.

Publicidad

Dalton Narváez: Deben responder los responsables de haber recibido tantos millones y no haber dotado de agua a Durán

Los habitantes de Durán explicaron que les sigue llegando la planilla del servicio, pero tienen el líquido en sus hogares de forma intermitente.

Antes (hace unos cuatro meses), afirmó Mayra Menéndez, se les dotaba de agua los lunes, miércoles y viernes; ahora es solo uno o dos días en la semana. “Nos suele llegar los domingos y ahí es cuando empezamos a decirles a los vecinos que aprovechen. Es terrible tener que vivir así, preocupados por algo que debería ser perenne”, reclamó. (I)