Aspectos relacionados con la infraestructura (laboratorios), proyectos de vinculación con la comunidad e investigación impidieron que nueve carreras de Enfermería de universidades públicas y privadas del país se acrediten durante un proceso de evaluación que realizó el Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Caces) entre el 2017 y 2018.

Cuatro años después, con un plan de fortalecimiento implementado, estas carreras se alistan para asumir una nueva etapa con el acompañamiento de dicha instancia. Se encuentran en proceso de acreditación.

Según la página web del Caces, el proceso de evaluación de carreras contiene dos fases: la evaluación del entorno de aprendizaje, que contempla las condiciones académicas y físicas de la carrera, y el Examen Nacional de Evaluación de Carreras (ENEC), que permite que los resultados de aprendizaje se evalúen a través de su aplicación a los estudiantes que cursan el último año de la carrera.

‘Hay un porcentaje de estudiantes que a pesar de haber elegido y haber postulado a una carrera, lamentablemente no la aceptan’, según María Cristina Aguirre, subsecretaria de Acceso a Educación Superior

La semana pasada, en la Universidad de Guayaquil se realizaron dos talleres en los que representantes de las carreras de nueve establecimientos diferentes conocieron los parámetros y modelo de la evaluación que se aplicaría en el 2023, luego de un simulacro previsto para este año.

Publicidad

Milton Maridueña, consejero del Caces que estuvo presente en esas actividades, señaló que los criterios de la evaluación son seis: pertinencia, ambiente institucional, academia, estudiantes, calidad de información e investigación.

Las carreras de Enfermería en proceso de acreditación corresponden a las universidades de Guayaquil y la extensión de Milagro (Unemi), Laica Eloy Alfaro de Manabí, Técnica de Manabí, Técnica de Machala, Católica de Cuenca (matriz y extensión Cañar) y Técnica de Babahoyo.

Entre el 2017 y 2018 el Caces acreditó 16 carreras de Enfermería de varios establecimientos superiores públicos y particulares.

Maridueña destacó que la acreditación es importante porque implica “tener estándares de calidad, de que sus profesionales sean reconocidos por la tasa de empleabilidad. Los patronos, Los empresarios sepan que, definitivamente, el producto de un enfermero graduado en la Universidad de Guayaquil, graduado en la Universidad de Babahoyo, graduado en la Unemi es de calidad”.

Publicidad

Germania Vargas, directora de Enfermería de la Universidad de Guayaquil, mencionó que en el centro porteño con el plan de fortalecimiento se está dotando de equipamiento y tecnología a los cinco laboratorios que tiene la carrera.

Funcionarios del Caces y representantes de las universidades involucradas participaron de las jornadas de socialización. Cortesía Universidad de Guayaquil. Foto: El Universo

“Estamos creando un quirófano donde los estudiantes puedan realizar sus prácticas in situ, a través de simuladores, con técnicas ya avanzadas de simulación, para que ellos adquieran destrezas antes de llegar a los hospitales”, comentó.

Vargas añadió que han suscrito un convenio con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para trabajar en proyectos que generen ingresos a la carrera y seguir con la mejora de los laboratorios.

“Eso nos ha permitido a nosotros como universidad formar un proyecto a nivel del Ecuador, representando a la universidad de Guayaquil, carrera de Enfermería, al Ecuador, para tener esos fondos a través de la investigación. Nosotros generamos investigación y ellos (OPS) nos generan los fondos”, refirió la directora de la carrera que hasta el periodo anterior tuvo 1.200 estudiantes y que este año abrió cupo para 120 estudiantes.

Publicidad

Sara Saraguro, coordinadora de Enfermería de la Universidad Técnica de Machala, sostuvo que en dicho establecimiento se ha reforzado la producción de artículos científicos y se han fortalecido los proyectos de vinculación.

“Hemos tenido el apoyo de las autoridades principales en lo que fue implementar y mejorar el proceso de investigación, becas para las compañeras que están participando en los doctorados y mejoramiento, más que todo, en la infraestructura y en los laboratorios”, manifestó.

Dicha universidad tiene tres laboratorios: materno-infantil, de enfermería básica y clínico quirúrgico. Adicionalmente comparten con la carrera de Medicina el laboratorio de microbiología y anatomía.

En total el centro superior tiene 700 estudiantes de Enfermería en todos los niveles.

Publicidad

UEES tiene aval para emitir títulos tras convalidar conocimientos en especialidades médicas; doctores y gremios hacen observaciones

En la Universidad Católica de Cuenca, extensión Cañar, se enfocaron en los proyectos de vinculación con el propósito de acercarse a los grupos prioritarios dentro de su zona de influencia a nivel de salud y en las prácticas preprofesionales, indicó Patricia Rodríguez, docente del establecimiento.

“Si bien es cierto la carrera de Enfermería cuenta con proyectos de vinculación, hemos visto la necesidad imperante de incrementarlos para poder cubrir todas las brechas que existen”, agregó la profesora, quien es encargada de las prácticas preprofesionales.

En la extensión de Cañar hay 350 estudiantes desde el primer ciclo hasta el décimo curso, que es la unidad de titulación. Cuentan con cinco laboratorios equipados con simuladores. (I)