Entre el viernes 16 de abril y el domingo 18 de abril, se sumaron casi 5.000 casos a la cifra de personas con diagnóstico positivo de COVID-19 que registra el Ministerio de Salud Pública en Ecuador.

El avance del SARS-CoV-2 mantiene preocupadas a las autoridades sanitarias del país, que direccionan los esfuerzos hacia varios frentes: tratamiento de casos en medio de escasez de camas de cuidados intensivos, rastreo de variantes del virus, vacunación de la población.

Sobre este último punto hay grupos relacionados con actividades de la salud que piden al MSP se los tome en cuenta entre los sectores de prioridad del plan de inmunización contra el nuevo coronavirus. El mes pasado, el colectivo de estudiantes de odontología envió un pedido formal. Ahora, dependientes de farmacias también piden que se los incluya ante los riesgos de exponerse a personas enfermas.

Romel Briones, propietario de varias farmacias en Guayaquil, perdió a un colaborador el año pasado y otros lograron recuperarse.

Publicidad

“Lo más probable es que se contagió en el trabajo, porque los tres colaboradores de ahí se enfermaron. Aquí llegan personas que tienen familiares con sintomatología. También pertenecemos a la cadena de servicio del sector salud. Porque obviamente al lugar que van a ir a comprar medicinas es a la farmacia”, dice Briones. En sus farmacias, cuenta, se evita el contacto con el cliente, en la medida de lo posible.

“No nos quitamos la mascarilla para nada. Cuando llega el cliente le colocamos alcohol en las manos. Cada 30 minutos nos vamos a lavar las manos con agua y con jabón”.

Moradores de Pascuales acudieron este sábado a farmacias en busca de medicinas. Archivo.

Las últimas semanas también han sido difíciles en Pharmavaccine, una farmacia y distribuidora ubicada en Piedrahita y Boyacá, en el centro de la urbe porteña.

“El dueño de la empresa ha estado intubado 17 días. También se enfermaron su esposa, hija, hijo, una compañera”, cuenta Segundo Ramírez, coordinador en esa empresa.

Él teme llevar el virus a su hogar. Por eso cree que el MSP debe considerar a este sector en el proceso de inmunización: “Debemos de estar incluidos en las prioridades de vacunación”.

Según el sitio web oficial del MSP para el tema de vacunación, en el plan piloto o fase cero se esperaba vacunar a un grupo objetivo de 35.541, compuesto por:

Publicidad

  • Personal sanitario de hospitales COVID-19 de la red de salud pública y privada.
  • Adultos mayores en centros gerontológicos y su personal de cuidado.

Mientras que en la fase 1, el MSP estima inmunizar 2 millones de personas, aproximadamente:

  • Personal sanitario restante.
  • Adultos mayores restantes.
  • Policía Nacional y fuerza pública.
  • Bomberos.
  • Personal de recolección de desechos.
  • Profesores en todos los niveles.
  • Población vulnerable.
  • Personas con discapacidad, mayores de 65 años.
  • Personas con las siguientes enfermedades catastróficas: diabetes, insuficiencia renal, tuberculosis, enfermedades respiratorias crónicas, EPOC, cáncer, VIH y personas que se encuentren en listado de trasplantes.
  • Personal de sectores estratégicos de atención: socorristas de Cruz Roja y Defensa Civil.
  • Agentes de control municipal.
  • Personal del ECU911.
  • Brigadistas del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias.
  • Personal de funerarias, centros crematorios y cementerios.
  • Personal del sector de seguridad en alta exposición.

¿Un nuevo confinamiento total frenaría el COVID-19 en Ecuador?

¿Cómo está el panorama de vacunación contra el SARS-CoV-2?

El miércoles 14 de abril llegó un cargamento de 53.820 dosis de vacunas de la farmacéutica Pfizer y su socio BioNTech al aeropuerto de Quito. Con ese lote en el país, desde enero habrían arribado ya 1′553.280 dosis de Pfizer, AstraZeneca y Sinovac, según las cifras difundidas por el Ministerio de Salud.

Con nuevo lote de vacunas de Pfizer, cantidad de dosis contra el coronavirus superaría la cifra de 1′550.000

No obstante, al 17 de abril se han aplicado 545.132 dosis (377.199 correspondientes a la primera dosis y 167.933 a la segunda dosis), según el portal web del MSP.

Gráfico sobre abastecimiento de dosis de vacunas: el Gobierno aseguró que ha contratado 20 millones de dosis.

En la fase 2, en cambio, la vacunación será masiva, “a toda la población de 18 años en adelante, priorizando por grupos de edad, de mayor a menor”.

Finalmente, la fase 3 contempla a la “población que por su condición no pudo ser vacunada en las fases anteriores y nuevos grupos objetivos que se vayan incorporando, según avances de la evidencia científica”.

Esa espera inquieta a Rodolfo Manrique, de farmacia Amistad, ubicada en Portete y la 14, suburbio de Guayaquil.

“Por más que usted se proteja en cualquier momento puede contaminarse. Hace un año me enfermé, no llegué a la fase grave, pero está el temor de la reinfección. Puede haber otra cepa o variante más poderosa y usted no sabe qué le puede ocurrir”, dice Manrique.

En farmacias ubicadas en el centro de Guayaquil están agotadas las mascarillas. Archivo.

El Ministerio de Salud Pública ha enfrentado situaciones adversas durante la pandemia: escasez de insumos, falta de presupuesto, investigaciones por supuestas irregularidades, acusaciones de mal manejo de dosis en la fase cero y deficiente atención de grupos prioritarios, por ejemplo.

Varios de estos problemas provocaron la salida de quienes estaban al frente de esta cartera de Estado desde que se inició la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus: Catalina Andramuño, Juan Carlos Zevallos, Rodolfo Farfán y Mauro Falconí. Antes estuvo Verónica Espinosa y, en la actualidad, el cargo lo asumió Camilo Salinas, es decir, seis personas han sido posesionadas como ministros de Salud durante el Gobierno de Lenín Moreno.

Tras menos de un mes de gestión, se confirma salida de ministro de Salud, Mauro Falconí; será reemplazado por Camilo Salinas

Según el Plan de Vacunación para Prevenir la COVID-19 Ecuador 2020-2021, con fecha de 21 de enero pasado, para alcanzar una inmunidad de rebaño, se debe inocular la vacuna a una importante parte de la población, entre el 60% y 70% del país, de enero a noviembre de este año. Esta meta se cumplirá si se consigue el número necesario de dosis. Está pendiente una entrevista con el MSP. (I)