El nuevo apoyo económico que entregaría al sistema masivo de la Metrovía se da con base en “sustentos técnicos y legales” para continuar las operaciones de esa modalidad de transporte, que se ha visto afectada por una baja de pasajeros desde el 2020 hasta la actualidad.

Así lo sostuvo la alcaldesa de Guayaquil al ser consultada sobre explicaciones de la decisión de entregar un nuevo apoyo económico, el tercero, al sistema Metrovía por parte de la Municipalidad porteña.

La semana pasada, el Concejo Municipal aprobó en primera instancia la ordenanza que regula la creación, funcionamiento y entrega del fondo de sostenibilidad operativa por los estragos ocasionados por el COVID-19 en el sistema masivo Metrovía por el periodo de junio del 2021 a abril del 2022. Hoy, miércoles 6 de julio, se espera la resolución final en un segundo y definitivo debate.

Dirigentes tienen reparos a que se cree un tercer fondo de ayuda para la Metrovía por $ 3,5 millones

Esta es la tercera ayuda económica que entregaría el Municipio al sistema Metrovía. En febrero del 2021 se aprobó el primer fondo ante la caída de pasajeros, y en septiembre pasado se entregó una segunda ayuda financiera. La nueva compensación se daría por medio de una ordenanza que regula la creación, funcionamiento y entrega de un fondo de sostenibilidad operativa por los estragos derivados de la pandemia de COVID-19 en el periodo de junio del 2021 a abril del 2022.

Publicidad

Con el fondo de compensación, la alcaldesa dijo que se busca evitar darle un “golpe” al bolsillo de los guayaquileños con un aumento de los valores de los pasajes, que actualmente se mantienen en $ 0,30.

El restablecimiento de rutas alimentadoras de la Metrovía, que fueron suspendidas en el inicio de la pandemia, es el pedido de usuarios que usan diariamente el sistema

El monto por entregar se conformaría a su vez con recursos provenientes de sanciones por invasión del carril exclusivo de la Metrovía y sanciones por incumplimiento de prohibiciones relacionadas con el uso del espacio público.

“Aquí no hay explicaciones; aquí hay sustentos técnicos y legales. Aquí no se hacen las cosas porque se nos ocurren. A la gente no le voy a subir (el pasaje). En estos momentos es imposible subir el pasaje como quieren a la gente; es imposible. No puedo parar el servicio de la Metrovía; no lo voy a parar. El Municipio hace su esfuerzo para que eso sea así: mantener el bolsillo de los guayaquileños y no parar un servicio tan importante como la Metrovía”, explicó Viteri en diálogo con este Diario.

Durante los 18 días de movilizaciones de grupos indígenas, el transporte de servicio urbano tampoco se paralizó y se mantuvo con sus operaciones regulares, destacó. “Hasta el momento hemos podido mantener el precio de la transportación urbana (buses regulares), y se buscan alternativas”, acotó ella al referirse a ese sector, que en reiteradas ocasiones ha pedido su revisión de tarifas frente al incremento de combustibles y otros insumos que giran en torno a la transportación.

Publicidad

Viteri sostuvo que el cabildo evalúa opciones para enfrentar la situación, que afecta aún más al sector de la transportación urbana a partir de la pandemia. Reiteró que en la actual situación económica sería complicado dar paso a un alza de pasajes, por otros problemas con los cuales conviven los hogares, como el desempleo de integrantes del núcleo familiar.

Para ello, la alcaldesa adelantó que entre los planes se analiza que los buses de servicio urbano impulsen la publicidad en la carrocería, de manera ordenada, y en pantallas para que tengan “ingresos adicionales”.

Con multas por invasión de carril y uso del espacio público se plantea financiar un tercer fondo de ayuda de hasta $ 3,5 millones para el sistema de Metrovía

“Todo eso hay que ver hasta cuándo podemos sostenerlo como institución. Objetivo: que la gente no sufra el golpe”, acotó la funcionaria.

Según cifras del sistema Metrovía, en esa modalidad de transporte actualmente se movilizan 250.000 pasajeros, es decir, aún está lejos de los 420.000 usuarios que usaban el servicio antes de la pandemia. Por ello, el sistema aduce que la demanda de pasajeros aún no se ha recuperado y el déficit aún persiste.

Publicidad

Varios dirigentes barriales, como Guillermo Leones y César Cárdenas, han expresado su inquietud por la entrega de estos fondos, y consideraron que se podrían destinar a obras públicas, como legalización de tierras de zonas periféricas, construcción o rehabilitación de casas comunales en barrios, refuerzo de programas barriales enfocados a población joven.

También Leones lamentó que, pese a la inyección de recursos, no todos los articulados están operativos; además, existen rutas suspendidas desde inicios de la pandemia (marzo de 2020) y hay problemas en las unidades, como puertas en mal estado o averiadas. (I)