“Sí hay ivermectina”, era el cartel que se mostraba en exteriores de algunas farmacias del norte y sur de Guayaquil. Este fármaco ha sido recomendado para eliminar parásitos y pese a no estar comprobado científicamente que prevenga o elimine el COVID-19 se le atribuye una reducción de la carga viral, por lo que la demanda en las últimas semanas aumentó a tal punto que en muchos sitios su precio se ha duplicado.

En un recorrido que realizó este Diario evidenció que en varias farmacias del norte, como en la cooperativa Juan Montalvo, la caja de ivermectina que contiene 4 tabletas y que cuesta un promedio de $ 2, ayer la comercializaban en $ 4,50.

Y en otras farmacias del norte el precio era de $ 6, en algunos centros solo ofrecían la presentación de gotero, que regularmente tiene un costo de $ 1,60 en $ 2,50.

Este medicamento lo reparten de forma gratuita las brigadas del Municipio de Guayaquil en un plan de desparasitación en la urbe.

Este programa empezó el pasado 11 de enero en el norte. Allí médicos ofrecieron el fármaco, previa revisión, a los ciudadanos para empezar con el tratamiento.

La alcaldesa Cynthia Viteri explicó que se compraron 2 millones de tabletas para esta campaña en la primera fase, cada una en $ 0,30. Y que el plan abarcará a un millón de ciudadanos en esta primera etapa.

Médicos alertaron de que no deben automedicarse ni pensar que al tomar este medicamento no se contagiarán del virus, que los cuidados preventivos como el uso de mascarilla, limpieza de manos son la mejor opción. (I)