Este lunes, dos hombres ofrecieron a los moradores de Oriente y Tulcán, fumigar sus hogares por $20. No todos pueden costear el servicio, pero hay una casa que lo requiere con urgencia. Se trata de la vivienda de una familia que hace una semana tiene un familiar con un quebranto de salud.

La madre de cuatro hijos fue hospitalizada de emergencia.

Una semana antes de que el más pequeño de sus hijos se despida de ella desde la ventana, la madre de familia, le había pedido a una vecina que le ponga a hornear una torta. Pocos días después, se la llevaron de emergencia al Hospital Guayaquil.

Hicieron el llamado al 911 pero no había ambulancias disponibles. En medio de la desesperación, un triciclo llegó al rescate y se llevó a la señora al hospital.

Publicidad

Además de la angustia por su mujer, el padre de familia al igual que otros residentes del vecindario, esperan acciones de desinfección y sanitización de calles y veredas de las brigadas de fumigación, pero la ayuda municipal aún no ha llegado por ese sector.

Los vecinos no saben si su amiga del barrio es positivo o no al COVID-19. Según el marido, tiene el pulmón perforado y por eso aún no regresa a casa, teme que el virus no le permita despedirse de su mujer y que su casa esté infectada. Le preocupa también, la salud de sus hijos, ya que él diariamente sale a trabajar y quiere evitar otras enfermedades virales.

Aunque asegura que limpia todas las mañanas su vereda con agua y detergente, confiesa que no se siente seguro y por ello aceptó contratar la fumigación particular.

"No es solo por el coronavirus, también queremos evitar el dengue", expresó doña María, quien vive en la casa de al lado.

Fumigaciones por dengue

EL UNIVERSO contactó a Omar Tovar Espinel, jefe de Control de Vectores, de la Dirección de Salud del Municipio de Guayaquil.

"La comunidad está confundiendo el trabajo que hacemos y lo relaciona con la sanidad para prevenir contagios del nuevo coronavirus. Nosotros como jefatura de control de vectores buscamos eliminar la presencia de plagas que perjudican la salud de los ciudadanos en esta etapa invernal. Estamos haciendo un trabajo arduo en la ciudad de Guayaquil; fumigación espacial y extradomiciliaria contra el dengue clásico o hemorrágico", y aclaró que la tarea de desinfección posterior a levantamiento de cadáveres o limpieza de desechos en barrios es del área de administración.

Publicidad

"Una cosa es virus y otra es vector. Nosotros atacamos al vector en sectores con mayor índice de ploriferación de mosquitos", sostuvo.

El área de administración controla la desinfección de viviendas y lugares donde haya afluencia de personas, hospitales y mercados. El equipamiento y maquinaria son distintos.

A propósito del caso de esta vecina hospitalizada, el servicio particular llegó a la vivienda con indumentaria de protección y una bomba de mochila para fumigar.

Para la desinfección de veredas y pisos de casas, la brigada utiliza cloruro de sodio y amonio cuaternario de quinta generación. En cambio para la fumigación de vectores, el personal utiliza deltrametrina 2.5%.

Foto: Cortesía

Tovar precisa que el servicio de fumigación es gratuito y se efectúa en diferentes sectores. No obstante, si no se ha realizado el control total de las zonas, confiesa, es porque el personal "no se da abasto" ya que varios empleados han enfermado.

El personal de 20 trabajadores por sector opera de lunes de sábado desde las 14:00 hasta las 20:00. Foto: cortesía

"Las peticiones de los moradores se recogen por las redes sociales de la Alcadía de Guayaquil y hay un grupo en WhatsApp donde los concejales trabajan en conjunto con los cordinadores de cada sector. Sin embargo se les está dando prioridad a espacios que cuenten con alta proliferación de mosquitos, donde hay ramales, canales o aguas estancadas" finaliza Tovar. (I)

#ÚltimoMinutoGYE | Continuamos con las jornadas de fumigación en varios sectores de la ciudad. pic.twitter.com/pqqDaDmmc0