La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, cuestionó la disposición del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) de suspender por siete días el contrato para la recolección de basura en Guayaquil, que el Municipio adjudicó al consorcio Urvaseo (conformado por las compañías Valango y Urbaser). 

Mencionó que la entidad está interviniendo en el proceso de manera “sospechosa” ya que durante el primer y segundo concurso público la página web del Sercop se cayó dificultando las convocatorias.

El Municipio emitió este miércoles un comunicado en el que denuncia la intromisión por parte de Sercop en el proceso de contratación para la recolección de basura.  Agregó que "la suspensión del nuevo contrato atenta contra los intereses de Guayaquil".

Publicidad

Sobre el proceso de contratación de recolección de la basura de la ciudad de Guayaquil: pic.twitter.com/Ilf93D0Lk9

Viteri advirtió al Gobierno nacional para que la influencia que tuvo la compañía Hidalgo e Hidalgo (empresa que integró el consorcio Guayaquil Limpio que compitió con Urvaseo) en el Gobierno anterior, no se repita en el Sercop ya que eso afectaría a la ciudad con el retraso en la prestación del servicio. 

“Aquí el Sercop está para transparentar, no para prostituir procesos”, expresó la alcaldesa y agregó que ayer ya terminaron de contestar los requerimientos planteados por la entidad.

Viteri sostuvo que se pidieron al Cabildo "cosas absurdas" y por eso habla de la "prostitución" del proceso.

Publicidad

"Pedían que por qué solicitamos experiencia en el personal técnico. Pidieron también que por qué solicitamos experiencia en la recolección de un número determinado de toneladas de basura (...) y también que por qué pedimos el ISO", cuestionó. 

La decisión del Sercop se basa en un reclamo del oferente Guayaquil Limpio en torno a la propuesta del consorcio Urvaseo que ganó el concurso para dar el servicio de recolección de basura por siete años. 

Publicidad

La alcaldesa sostuvo que el Cabildo dispuso las seguridades necesarias para garantizar la transparencia de la adjudicación del contrato.

Y reiteró que la compañía que ganó el concurso ofreció $ 18 millones menos que la empresa que perdió. Y esa oferta, a su vez, significó $ 40 millones menos que el presupuesto referencial. (I)