Jaime Nebot asegura que no firmará contrato con Puerto Limpio

Foto de archivo de la recolección de basura por parte de Puerto Limpio.
Comunidad
Sep 12, 2018 - 13h58

En seis minutos, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, durante su habitual enlace radial, explicó e hizo varias precisiones al prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, quien en días pasados se había pronunciado sobre el servicio de recolección de basura en la urbe.

Nebot indicó que no tiene ningún interés en firmar contrato con Puerto Limpio. "Él (Jairala) habla de que el contrato debe ser renovado, un alcalde debe saber que los contratos en el sector público no son objeto de renovación, son objetos de prórrogas y tiene que haber un motivo. Ya no hay un motivo, le estaría haciendo un beneficio a la compañía", explicó.

El funcionario informó que va a convocar a licitación y la dejará lo más avanzada posible. "La próxima alcaldesa (Cynthia Viteri) si el pueblo la elige, como yo creo; y si el pueblo elige a Jimmy, como yo no creo, tendrá que evaluar y adjudicar o no el contrato", dijo.

Jairala, la semana pasado, había indicado que concretar la licitación para la recolección de basura "amarraría al próximo alcalde". Asimismo, exhortó a Nebot que le permita al próximo alcalde revisar las cláusulas del contrato.

Frente a ello, Nebot señaló: "No puedo ni firmar porque no sería delicado, ni hacer lo que dice Jairala porque sería violar la ley y beneficiar a la contratista y yo no voy a hacer una de las dos", respondió.

En ese contexto, mencionó que el líder del movimiento Centro Democrático (CD) y quien también busca la Alcaldía, describió el modelo aplicado por Quito, el cual tiene un valor más elevado que en Guayaquil.

El 15 de enero de 2010, el Municipio firmó el contrato de recolección de basura con el consorcio Puerto Limpio, con una vigencia de 7 años. Al despacho del alcalde acudieron para el efecto Juan Hidalgo y Samuel Reyes Puga, por la Constructora Hidalgo e Hidalgo; y Samuel Reyes Salvador, por Industrial Valango; más Gustavo Sargiotto, representante legal del consorcio que conforman las dos empresas.

En sus años de trabajo, Puerto Limpio identificó al menos trece sectores de Guayaquil, donde habría una mala disposición y difícil acceso, entre ellos, las cooperativas Nueva Prosperina, Janeth Toral, Sergio Toral, las ciudadelas Sauces, Alborada, Floresta 1 y 2, Mucho Lote y la calle Q.

En el enlace radial, Nebot destacó que el costo de recolección de una tonelada de basura en Guayaquil es de $34,6. Sostuvo que en Quito, el valor es de $ 90. Indicó que en el Puerto Principal, el ciudadano pobre paga un dólar al mes y que el de la clase media alta, $ 3.

"Esa es la diferencia entre lo que ofrece Jairala y el sistema aplicado actualmente en Guayaquil", expresó mientras mostraba documentos que indicaban que Quito tiene un sistema colapsado.

Finalmente, comunicó que el servicio cumple con los requisitos de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud (OMS). (I)