Feria gastronómica Mikuna Kawsana busca promover nuevos emprendedores

Una feria gastronómica para emprender Una feria gastronómica para emprender Una feria gastronómica para emprender Una feria gastronómica para emprender Una feria gastronómica para emprender
Una feria gastronómica para emprender
La feria culinaria cuenta con 22 expositores, y conferencia sobre cocina española, música y teatro.
Una feria gastronómica para emprender
Andrés Peña y el encebollado que vende con su grupo.
Una feria gastronómica para emprender
Una de las propuestas son los embutidos artesanales.
Una feria gastronómica para emprender
La pastelería también está presente.
Una feria gastronómica para emprender
Uno de los puestos es de carnes asadas.
30 de Agosto, 2018
30 Ago 2018

En la comida típica del país está inspirada la segunda edición de la feria gastronómica Mikuna Kawsana (Comer es vivir), que se realiza hasta hoy, de 09:00 a 17:00, en el parqueadero de la Facultad de Ingeniería Química de la U. Estatal, y que cuenta con la organización de los alumnos del octavo semestre de la carrera de Gastronomía.

Estudiantes de los ocho semestres de la carrera participan desde el pasado martes en la presentación de sus proyectos culinarios. Ellos buscan dar al público diversos preparados del país que fueron seleccionados tras una investigación de su original elaboración.

También ofrecen creaciones que ya tienen una historia culinaria, pero a las que les han dado un aporte con nuevos ingredientes, como es el caso de los cupcakes de albahaca o los profisteroles con leche de coco y crema pastelera de coco, que ofrece el estand Nativa, que dirige la estudiante del quinto semestre de la carrera Ruth Sánchez Pineda.

Ella junto con sus compañeras han armado este emprendimiento de postres para la feria. Cuenta que se han enfocado en la parte gastronómica, pero han buscado innovar y ofrecer productos saludables y ricos.

Han sustituido grasa y azúcares tradicionales por otras más saludables, indica Ruth, quien se siente entusiasmada con el proyecto y la respuesta del público.

Ruth tiene 55 años y espera graduarse y además de seguir con la venta de postres a través de sus cuentas de Instagram y Facebook, dulces encuentros, escribir sobre la comidas e ingredientes; y también sobre su experiencia como estudiante de Gastronomía.

“Al comienzo fue muy difícil, me discriminaban (por su edad), pero ahora hasta soy la presidenta de curso”, dice Ruth, quien tiene un título de ingeniera naval y entró a Gastronomía porque su hija la inscribió.

Su compañera Margarita Elizalde también tiene planes para cuando egrese, quiere poner un local de eventos y continuar con la venta de bocaditos en Facebook con la cuenta dulcemargarita.

La estudiante tiene 50 años y cuenta que se decidió a estudiar Gastronomía porque ya sus hijos crecieron y tiene más tiempo para ella.

Dice que antes de casarse estudió hasta segundo año de Medicina y que para prepararse para el examen de ingreso de la Senescyt iba a un ciber a investigar y practicar matemáticas.

“Me retiré y me inscribí en el curso y dije ahora para dar matemática, me metí en los ciber. Me avergonzaba que la gente me mirara ahí y decía que investigaba para el examen de mi hijo”, dice la futura licenciada en Gastronomía.

Otro de los puestos de la feria es Sin Fronteras que ofrece tres variedades de embutidos artesanales maridados con tres tipos de cervezas creadas por los estudiantes de sexto semestre.

María Elena Guerrero, líder del grupo, dice que los embutidos se han elaborado usando además de las carnes de res y cerdo, hierbas del país como la chiyangua.

Su compañero Ubaldo Sosa, cubano radicado en Ecuador, dice que las cervezas que ofrecen son rubia, negra y roja, y que contienen cebada malta, lúpulo, levadura, y hojuelas de avena para dar espuma al producto.

“La rubia tiene un aroma a cítrico a piña; la roja a frutos rojo, y la negra a café tostado. Es lo que han sentido los comensales”, comenta el alumno, quien tiene planes de graduarse y decidirse a dar a conocer la cocina ecuatoriana en el exterior.

Otro de los puestos de la feria es Urka Jachik (Olas del sabor) que ofrece encebollado, cebiches y piqueos de camarón. “Con la innovación que tenemos dos clases de plátanos: morado y maqueño, que no son muy conocidos en el consumo local, pero tratamos de darlos a conocer a la comunidad para que ellos vean que en nuestro país hay más diversidad”, dice Andrés Peña, 21 años, líder del grupo.

En los cebiches han usado, cuenta Andrés, limón y mandarina de Los Ríos y Santo Domingo. El alumno está muy entusiasmado con esta experiencia culinaria y dice que cuando se gradué quiere emprender con la venta de embutidos artesanales y también chocolatería con el cacao local.

Ricardo Carvajal, uno del grupo organizador de la feria, dice que han participado 22 emprendimientos y que cada grupo ha trabajado arduamente en la puesta de los proyectos. “El fin es promover toda la cultura ecuatoriana, los productos, las técnicas, los profesores nos piden que haya criterios científicos de lo que realizamos”, indica Ricardo, quien también presenta en el estand de postres Mishky un proyecto para su tesis que consiste en variedades de preparados con café.

César Villagómez, gestor de titulación de licenciatura en Gastronomía de la universidad , dice que con la feria se ha buscado impulsar el emprendimiento en los estudiantes y que reciban ingresos por el trabajo realizado.

Dice que para participar los alumnos tuvieron que realizar pruebas y hacer degustar los alimentos. “Fueron dos meses de pruebas, hasta que sacaron el producto final”, comenta el académico.

Actualmente hay 900 estudiantes en Gastronomía, de estos 600 son mujeres y más del 50% tiene planes de poner un negocio.

La facultad también tiene planes de crear una bolsa laboral y por ahora está estudiando cómo se lo haría. (F)

Feria gastronómica Mikuna Kawsana busca promover nuevos emprendedores
Gastronomia
2018-08-30T00:22:17-05:00
Estudiantes de la Universidad de Guayaquil exponen platos típicos del país con recetas originales y también con innovaciones.
El Universo