Por cumplir su quinto periodo, el alcalde José Yúnez recuerda que la obra a más de unir dos cantones debe ser vista como un aporte nacional. Habla de más proyectos en la av. Samborondón, de la que aspira asumir su competencia.

¿Cómo se concibe esta obra que se esperó por años?

Este puente, más que una obra de dos municipios, debe ser tomada como una obra nacional. Es la primera obra de un gran plan integral que incluye el nuevo puente Daule-Guayaquil, la Aerovía y el puente Sur ofrecido por el presidente Lenín Moreno. Van a dar soluciones al problema gravísimo que ocurre con el tránsito... Cuando se inició esta obra, inclusive gente del Gobierno anterior dudaba y más que nada se burlaba de que municipios como Samborondón no podían construir puentes. Hoy es una realidad, el puente está terminado y se iniciará la segunda fase del puente.

¿Los estudios del Gobierno sirvieron para este puente?

Publicidad

No, porque ya teníamos nuestros estudios que de los dos puentes costaban $ 1,2 millones; el de ellos, $ 2 millones por un solo puente.

Para financiar el aporte de Samborondón se pondrán peajes o tasas, ¿qué harán?

Vamos a afectar lo menos posible a los contribuyentes. Los impuestos prediales del 2019 no los aumentaremos. Por lo menos hasta octubre no vamos a tocar el puente en cuestiones de peaje, tal vez no toquemos nunca. Se analizará (...). Nosotros pagamos las dos terceras partes (del puente) con crédito a largo plazo que permitirá no tener afectación en sus presupuestos.

¿En sus periodos esta es una de las obras más emblemáticas?

Sobre este puente vengo hace varios años gestionando en el Gobierno provincial y nacional, nadie nos ponía atención. Conversamos con los alcaldes y más demoramos en tomarnos el café que llegar a soluciones. Todo lo que hemos ofrecido se ha cumplido.

¿Qué otros proyectos se analizan para seguir mejorando la vialidad en este gran Guayaquil?

Publicidad

Estamos analizando ampliar el sistema de Metrovía. Por ley hay cosas que nos limitan. La idea es poner alimentadores Samborondón a Guayaquil.

¿Se da el mensaje de que la gestión conjunta puede aportar más al país?

El problema es que hubo diez años en que ni siquiera nos contestaban el teléfono y cuando se iba a hacer algo, se oponían. Le pongo un ejemplo sobre cómo las cosas van mejor. Con el ministro de Transporte (Paúl Granda) me reuní para tratar sobre la avenida Samborondón que aún está en su competencia. Nos sentamos y llegamos a un acuerdo, me ofreció que se hará un recapeo total de la vía. Eso es lo importante, que haya voluntad; no es quién lo haga, lo importante es hacerlo.

¿Qué otras soluciones se darán al tráfico de esa vía?

La segunda fase del puente: el paso elevado que conecta a quienes vienen de Guayaquil y van al norte de Samborondón; haremos más pasos peatonales, inauguramos el primero, el primero porque muchos años le pedí al MTOP y me prohibían, les decía que lo hicieran ellos, ni hacían, ni dejaban. Ya hay apertura. Se harán retornos permanentes y se eliminarán semáforos.

¿Hay posibilidad de más puentes entre los cantones?

Eso podría suceder antes de los próximos diez años. (I)