Padre que protegió a hija en un asalto en Guayaquil continúa con bala alojada

Martes, 13 de Marzo, 2018 - 06h21
13 Mar 2018
Padre que protegió a hija en un asalto continúa con bala alojada Padre que protegió a hija en un asalto continúa con bala alojada
Padre que protegió a hija en un asalto continúa con bala alojada
Jefferson explicó que los sujetos ingresaron a un local en el que venden desayunos y dispararon en dirección de su pequeña. Él alcanzó a cubrirla.
Padre que protegió a hija en un asalto continúa con bala alojada
Vecinos están alarmados debido a que no es el único caso en la zona.

Jefferson Lucas camina a paso lento de la mano de su pequeña Isabel, de 2 años. Él tiene una bala en el glúteo izquierdo. Con dificultad alza a su niña. La acoge en sus brazos y recuerda cómo un sujeto intentó dispararles por tres ocasiones.

“Un hombre entró (a un local de comida) con un arma, y dijo: ‘dame el celular’. Lo vi y medio pude alzar los brazos para alertar a los vecinos. Allí el tipo disparó dos veces y no le salió la bala. Corrí a cubrir a mi hija, y en ese tercer intento sentí que la bala ingresó a mi cuerpo”, recuerda Jefferson.

En ese momento, la persona que disparó huyó con el celular Samsung J5 que el afectado había comprado hacía pocas semanas. Se fue en una moto que era conducida por otro sujeto que amenazó con armas a los vecinos. El hecho ocurrió a las 10:00 del jueves, en la avenida principal del Bloque I de Bastión Popular, en el noroeste.

Jefferson estuvo internado en el Hospital del Guasmo hasta el viernes. Y sintió mucho dolor el fin de semana.

Su madre, Roxana, cuenta que ese día moradores corrieron a su casa, a pocas cuadras, para avisarle que sujetos dispararon en el local a su hijo.

Jefferson y su madre cuentan que fueron a un centro de salud y de allí lo enviaron al Hospital del Guasmo. Los doctores sugirieron que tuviera alojada la bala en su glúteo, ya que “no pueden sacarla para no comprometer nervios y tendones”.

Los padres de Jefferson lo llevarán hoy a un especialista particular para reconfirmar aquel diagnóstico.

El afectado cuenta que siente dolor. Además, su hija está nerviosa tras lo sucedido.

Comerciantes del sitio se mostraron indignados ya que delincuentes no respetan la vida de nadie por robar. Dijeron que hay otros casos similares, pero no denuncian por temor.

Una mujer contó que a su local llegan “hacheros” a mostrar armas y exigen $ 1.

EL UNIVERSO consultó a la Policía sobre las cifras de robos en esa zona, pero hasta el cierre de la edición no contestó.

Legislación
El fiscal Víctor González dijo que el COIP determina que el robo que provoca a la víctima heridas leves tiene una pena de 5 a 7 años para el asaltante; el robo con lesión grave que compromete alguna capacidad tiene una pena de 7 a 10 años, mientras que el robo con muerte, la pena es de 22 a 26 años. (I)

Padre que protegió a hija en un asalto en Guayaquil continúa con bala alojada
Seguridad
2018-03-13T14:47:56-05:00
Uniformados hacen operativos en el noroeste para dar con sujetos que robaron en sector.
El Universo