Rubilyn enseña teatro y habla de valores en obras

Rubilyn enseña teatro y habla de valores en obras
Rubilyn enseña teatro y habla de valores en obras
Rubén Asencio, de 43 años, personifica al payaso Rubilyn para realizar monólogos y shows en las calles céntricas.
22 de Enero, 2018
22 Ene 2018

Vestido con un colorido traje de payaso, Rubén Asencio interactuaba con el público apostado en el ágora 2 del Malecón Simón Bolívar, por la calle Aguirre, la tarde del sábado.

Bromeó con un niño que se acercó para entregarle 1 dólar por el show que estaba presentando, en el que personifica al payaso Rubilyn.

Prosiguieron carcajadas del público, que empezó a colaborar económicamente, para que él continuara con su obra, que dura unos 20 minutos.

Ese es solo uno de los espacios que ocupa por las tardes para sus presentaciones. En la noche va a la plaza San Francisco, a pocas cuadras, para continuar sus shows con sus colegas del teatro de la calle.

Allí empiezan a sus presentaciones a partir de las 21:00, los sábados y domingos.

Primero hacen una escena para llamar la atención del público y una vez que se congregan comienzan con sus actos.

El show de Asencio se basa en un humor sano, con mensajes positivos para su público. Al ser evangélico, evita proferir palabras soeces.

También realiza presentaciones vestido como pirata, y con ropa formal.

Asencio es licenciado en arte, graduado en la Universidad de Guayaquil. Su amor por el teatro lo heredó de sus padres, también actores.

Desde hace más de diez años, Asencio se instalaba en calles céntricas para hacer pequeños shows y así poder demostrar sus destrezas.

Una de las anécdotas que más lo marcó se presentó hace casi dos años, cuando en medio de una presentación, una niña se acercó para decirle que sus padres la maltrataban y luego le pidió que le diera un abrazo. “Se me partió el alma en ese momento”, dijo.

Agregó que desde ese episodio su forma de expresarse hacia la gente cambió, pues dentro del público muchas veces hay niños.

Cuenta que uno de los momentos más desagradables que le ha tocado vivir fue durante una presentación en la provincia de Santa Elena.

Allí estaba realizando un monólogo, y mientras estaba tocando el tema de las drogas y pandillas, interactuó con una persona del público, a quien no le agradó una broma.

El sujeto lo increpó y amenazó en medio del acto. El hecho no pasó a mayores.

“De ahí aprendí a respetar y a valorar al transeúnte, porque ellos son nuestros jefes, ellos son quienes nos pagan”, señaló el actor, de 43 años.

Asencio es profesor de teatro en un colegio de la urbe. A la par con el teatro, él enseña a sus alumnos a practicar valores como el respeto, el amor, la solidaridad, y “especialmente el temor a Dios”.

Aspira a que en el futuro, la agremiación de teatreros urbanos pueda obtener un edificio donde impartan clases de teatro y presenten obras. Además sueña que en la ciudad vayan abriendo cada vez más espacios para el arte. (I)

La gente necesita el teatro en la calle, esto es tradicional, esto es cultura. Me gustaría que las autoridades se pongan de acuerdo y abran lugares y espacios para que trabajen los actores”.
Rubén Asencio,
Actor

 

Rubilyn enseña teatro y habla de valores en obras
Comunidad
2018-01-22T00:00:30-05:00
Artista aspira a que teatreros de la calle puedan conseguir un edificio para impartir teatro.
El Universo