Los Gimnasios ya no son solo máquinas

Los Gimnasios ya no son solo máquinas Los Gimnasios ya no son solo máquinas Los Gimnasios ya no son solo máquinas
Los Gimnasios ya no son solo máquinas
En los gimnasios además de las prácticas personales se estila mucho las grupales con ejercicios aeróbicos, bailoterapias, entre otros.
Los Gimnasios ya no son solo máquinas
Los gimnasios han adaptado sus horarios para que los clientes puedan acudir antes o después del trabajo.
Los Gimnasios ya no son solo máquinas
Entre los servicios que ofrecen los gimnasios están el de cafetería con productos saludables.
Jueves, 18 de Enero, 2018 - 00h00
18 Ene 2018

Rosanna Santos, de 45 años, acude desde hace dos meses a un gimnasio en la vía a la costa. Ella cuenta que no iba a uno desde hace diez años y que se ha quedado sorprendida por los muchos servicios y actividades que ahora ofrecen estos locales.

“Ya no son simplemente sitios con máquinas y entrenadores, ahora encuentras clases de baile, diversidad de ejercicios, guías de alimentación, estilo de vida”, indica la enfermera.

Añade que estos locales se han convertido en un pequeño mundo en el que las personas ingresan por necesidad de mejorar las condiciones físicas, pero luego se hacen parte de la vida diaria de estos, porque los atrapan con todo lo que ofrecen.

Andrés Molina Olmedo, gerente de Marketing de los gimnasios Gold’s Gym de Kennedy, Universidad Católica de Guayaquil y vía a la costa, dice que actualmente los gym, entre ellos los que él dirige, han dejado de ser solo centros donde las personas van y buscar una máquina para ejercitar determinada parte del cuerpo, hoy hay todo un conjunto de servicios que atienden las necesidades que tiene el cliente.

Por ejemplo, en los gimnasios a su cargo cuentan con nutricionista de planta que hace una evaluación de la alimentación del asistente y le crea un régimen por seguir según su peso, medidas y condiciones de salud.

También se ofrecen variedades de ejercicios, entre ellos aeróbicos, spinnig (una clase de aeróbico que se enfoca en las piernas), bailoterapia, boxeo, capoeira, pilates, kick boxing, funcionales.

“Todo lo incluimos en un paquete de membresía que está en 78 dólares y también tenemos alianzas con diferentes marcas para dar descuentos de productos en 30 locales en la ciudad de Guayaquil, indica Molina.

Otra de las alternativas que ofrecen es que el cliente puede ir a ejercitarse desde las 05:30, así tendrá tiempo de ir al gym antes de entrar al trabajo. También están abierto hasta las 23:00.

Carlos Carpio, agente vendedor, dice que el que abran muy temprano es una excelente ayuda para las personas que no tienen tiempo de acudir a los gimnasios en la tarde o en la noche.

“Yo acudo a eso de seis de la mañana, ejercito una hora, luego desayuno en el gym, me baño y parto para el trabajo. Hago esto cuatro veces a la semana y me siento muy bien”, dice con entusiasmo el guayaquileño de 30 años.

El servicio de cafetería es otra opción con la que cuentan muchos gimnasios ubicados en el norte, entre ellos Gold’s Gym y Fitness inc, en la vía a la costa, donde se venden batidos energéticos, postres y sánduches saludables.

La venta de ropa es otra de las ofertas, en el caso de Gold’s Gym, ellos han creado una marca que se llama WNC que se vende en el local de la Católica y próximamente la tendrán en los locales de la vía a la costa y la Kennedy.

Las personas que acuden a los gimnasios están entre los 17 y 70 años; a la lista de los asistentes a estos sitios están muchas personas jubiladas, entre ellos María, una exeducadora que ha convertido al gimnasio en parte de su rutina diaria. Ella cuenta que no sabía lo que se había perdido y que acudió a uno por indicación de una amiga.

“Para mí estos eran unos lugares donde solo iba la gente joven, pero ahora veo que no es así y que hay un ambiente agradable y bueno para la salud, que son muchas las alternativas para entrenarme”, comenta con satisfacción.

Freddy Platón, administrador de Urdesa Fitness Center, cuenta que los gimnasios de ahora ofrecen todo lo que se complementa con los ejercicios. Dice que se está apuntando mucho a lo que son las clases grupales, la bailoterapia que es algo que a la gente le gusta mucho.

“También se dan entrenamientos personales, artes marciales mixtas, el servicio de nutricionista. Se educa al cliente para que mantenga una rutina”, indica.

“Cuando una persona viene lo primero que hacemos es que lo vea un nutricionista para que le diga como está”, dice. A los servicios también se suman los de sauna y en algunos casos masajes.

El cliente recibe toda una atención completa, lo primero que se hace es que lo evalúe un nutricionista y le recomiende una dieta adecuada y luego se le señala la rutina”.
Andrés Moina,
Gerente de Marketing de Gold’s Gym

Creo que actualmente los gimnasios ofrecen muchas opciones, ya no son únicamente máquinas y que incluyen a las personas de todas las edades.
Diana Tapia,
Estudiante

(I)

Los Gimnasios ya no son solo máquinas
Viva
2018-01-18T00:00:51-05:00
Negocios ofrecen a los clientes muchas alternativas para ejercitarse y las complementan con servicios de nutrición y dietas.
El Universo