La palabra diaria

13 de Enero, 2018
13 Ene 2018

Todo está bien porque todo es Dios.

Consuelo
Cualquier búsqueda de consuelo o seguridad me guía a mi naturaleza divina. Encuentro el consuelo que busco al saber que yo soy parte de todo lo que es.Pronto, experimento mi vínculo con la vida y con el amor eternos. Esa unidad siempre está allí, pero a veces puede que yo necesite un pequeño recordatorio. Cuando esto sucede, me aparto de las circunstancias externas y me retiro al silencio. Afirmo: todo está bien porque todo es Dios.La calma me llena. Dios en mí es vida y paz. Las situaciones externas puede que todavía permanezcan, pero algo ha cambiado: mi percepción. Veo más allá de las apariencias gracias al lente de la verdad y de la fe. ¡Encuentro gran consuelo al saber que todo es Dios!

Salmo 119:76
Muéstrame tu misericordia, y ven a consolarme, pues esa fue tu promesa. (F)

La palabra diaria
Orientación
2018-01-13T00:00:54-05:00
El Universo