‘Te amo, pero te quiero matar’, el testimonio de una mujer violentada

‘Te amo, pero te quiero matar’, el testimonio de una mujer violentada
‘Te amo, pero te quiero matar’, el testimonio de una mujer violentada
Inés Campaz, de 50 años, sufrió violencia física y psicológica por su exconviviente. Ahora es orientadora en Cepam. Belén Zapata Mora
Belén Zapata Mora
24 de Noviembre, 2017 - 00h00
24 Nov 2017 - 00:00
Guayaquil -

Seguir viviendo, disfrutar de sus hijas y nietos fue el impulso de Inés Campaz, de 50 años, para ponerle un alto a la violencia. Ella, al igual que alrededor de 100 mujeres quienes participan como orientadoras en el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), superaron la violencia y dejaron de ser víctimas para convertirse en un ejemplo de superación.

Inés, madre de cuatro hijas, sufrió violencia física y psicológica por casi 10 años. Cuenta que era amenazada por su esposo, el cual intentó en varias ocasiones suicidarse para evitar la separación. Por este motivo, Inés continuó en la relación, que afirma, se volvió más "tormentosa".

"Te voy a matar, me tienes harto, te voy a encender (con fuego) la casa eran las frases que decía cuando se enojaba, pero seguidamente me decía te amo y lloraba”, indica.

Cree que el comportamiento violento de su exconviviente se dio porque ella no aceptó sus infidelidades y por su complicidad en un caso de tráfico de drogas que lo llevó a la cárcel. "Todo cambió", enfatiza.

Cuenta que su esposo era distinto antes de estos episodios y en la etapa de noviazgo. "Él me decía que amaba a sus hijas y a mí también", dice.

Sin embargo, manifiesta que siguió con él porque sufrió cuatro infartos y decayó en su salud: "Yo nunca hice nada para que salga de la casa", admite y recalca que "por consideración aguanté, pero me cansé".

Inés actualmente está separada de su conviviente y en proceso de divorcio. Para su seguridad, mantiene activado el botón de pánico y solicitó una boleta de auxilio.

Para ella alejarse del agresor significó "volver a vivir", gozar del día a día y una oportunidad más para cumplir su sueño de crear una asociación para seguir luchando por víctimas de violencia.

Lleva 7 años como orientadora y participa de las capacitaciones cada dos meses. Se preparan en materia de derechos, conocer los organismos emergentes, saber cómo actuar ante un hecho de violencia y qué aconsejar. Esto es replicado en las comunidades que visitan las orientadoras.

“Me insultaba, pero me cansé”

Neuralis Corozo es otra de las víctimas de violencia que logró salir de ese ambiente y darle un giro a su vida.

Ella afirma que comprendió el riesgo al cual se enfrentaba y por ello decidió alejarse del agresor hace 15 años.

Cuenta que recibía violencia psicológica. “Me insultaba, pasó casi un año y no soporté y me separé”, puntualiza y añade que desde ese entonces se siente como una mujer con mucha fortaleza.

Tiene 60 años y lleva cinco como orientadora del Cepam trabajando en la isla Trinitaria y en otros sectores. “A nosotras nos capacitan para ayudar a las compañeras que sufren violencia, salimos a realizar trabajo de campo, a dar apoyo y las llevamos al Cepam”, sostiene.

Neuralis sostiene que, gracias a las capacitaciones que realizan en las comunidades, las mujeres han optado por denunciar y no temerle al agresor. “Para mí esta labor significa mucho porque estoy ayudando a otras personas”, comenta.

Inés y Neuralis esperan que otras mujeres dejen de temerle a sus parejas y denuncien. Se comprometen a seguirlas alentando durante sus actividades para evitar que las mujeres se sigan sumando a las cifras de violencia y femicidio.

Cifras:

90 femicidios registra el Ministerio del Interior de Ecuador, ubicando a Guayas y Pichincha entre las provincias con más casos hasta octubre del 2017. En cambio, 132 femicidios contabiliza la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos hasta el mismo mes. (I)

‘Te amo, pero te quiero matar’, el testimonio de una mujer violentada
Comunidad
2017-11-24T14:12:28-05:00
Esta es una de las tantas historias de mujeres que lograron sobrevivir de la violencia y que hoy lo cuentan y ayudan a las demás.
El Universo

Lo más leído