Para su segundo reto de campo, los participantes de MasterChef Ecuador temporada 3 tuvieron que dividirse en equipos para preparar y servir un menú, conformado por dos piqueos salados y un postre, para 80 personas.

El equipo rojo fue liderado por María José, mientras que Raquel y Andrés estuvieron al frente del equipo azul y amarillo, respectivamente, durante el nuevo episodio del programa que se transmite de lunes a viernes a las 21:00 por Teleamazonas.

Ya con las cocinas encendidas, el equipo amarillo, que debía incluir empanadas de verde en su oferta gastronómica, no alcanzó a completar el número requerido de platos. La masa para las empanadas no fue suficiente, tuvieron problemas en su cocción y hasta decidieron cambiarlas por tortillas de verde, pero el jurado no les permitió alterar arbitrariamente el menú. Esos platos que no se sirvieron les restaron comensales y votos.

María José ejerció un fuerte liderazgo en el territorio rojo. Kléver, a cargo de la carne en palito, tuvo ligeros desacuerdos con su capitana (”en mi cocina mando yo”, “no me gusta que me den órdenes”), pero finalmente entregó un buen producto, con una buena sazón y en las porciones y tiempo requeridos Las manos y la técnica de Albita fueron un éxito con las empanadas de viento que lograron freírse y servirse idealmente.

El equipo azul tuvo problemas en hornear sus empanadas y tuvo que prestar hornos a vecinos del pueblo, quienes recibieron con gusto el encargo. Pero aun así no les alcanzaron los votos para triunfar en el desafío.

Finalmente, los comensales escogieron como favorita la comida del equipo rojo y les otorgaron 33 votos. El equipo azul se ubicó en segundo lugar con 31 y el amarillo solo alcanzó 15.

Así, los integrantes del equipo azul y amarillo deberán enfrentar mañana el reto de eliminación y uno de ellos abandonará las cocinas del prestigioso concurso de cocina.