Un reto de eliminación más, un cocinero menos. Esta noche, los cocineros tuvieron libertad para preparar un plato a su gusto, uno que les recordara a alguien o algo. Fueron dos los que no cumplieron con las expectativas, dos platos muy distintos. Yilda Banchón presentó unas papas fritas con falta de cocción y Alberto presentó un sango mal hecho.

Su plato fue dedicado a su suegra, pues ella vive bajo su techo desde que enviudó y el plato le recuerda las preparaciones de ella y a su suegro. “Hay una canción hermosa que dice que la gente buena no se entierra, se siembra, y él es un árbol”, dijo entre lágrimas.

“La primera vez que entro a la casa de la que ahora es mi esposa, como un sango y siento familia. Yo lamentablemente vengo de un hogar que se quebró cuando tenía cinco años. Mi suegra prepara este plato”, explicó.

Publicidad

Uno de los comentarios que obtuvo el plato fue su falta de color, pues llevaba mucho tomate, lo que lo convirtió en un sango rojo. Los usuarios en redes sociales no están satisfechos con su salida, ya que esperaban que partiera Yilda.

No obstante, Irene señaló que su partida es una buena noticia para los ecuatorianos, porque vuelve a las pantallas a ejercer como narrador deportivo. “A todos los deportistas que me regalaron risas hoy los vuelvo a ver, porque la verdad que los extrañaba bastante”, manifestó. Alberto se despidió de las cocinas narrando un partido de fútbol. (E)