En la temporada invernal resulta fundamental dedicar especial atención al mantenimiento del vehículo para garantizar un rendimiento óptimo y su seguridad en condiciones climáticas desafiantes. La revisión de piezas claves es esencial para enfrentar los rigores invernales.

Mantener la presión adecuada en los neumáticos es esencial para garantizar un contacto seguro con el camino y evitar resbalones que puedan provocar accidentes. Foto: Shutterstock

Carlos Charcousse, ecommerce & marketing manager de Repuestos Mansuera, destaca la importancia de verificar el sistema de enfriamiento, asegurar la adecuada mezcla del líquido refrigerante/anticongelante y comprobar el sistema de iluminación.

William Herrera, instructor de Teojama Comercial, agrega que en zonas frías el vehículo está más propenso a sufrir daños mecánicos y subraya la necesidad de revisar el estado de las llantas. “Considerar esta opción puede prevenir situaciones como el aquaplaning o hidroplaneo”, lo que hace referencia a cuando se pierde contacto con el asfalto. Por ello, entre los principales aspectos que se deben considerar están el labrado, que debe tener una profundidad mínima de dos a tres milímetros, la alineación y balanceo y la presión.

Publicidad

Consejos claves para conducir en tráfico pesado y lluvia

Al arrancar en frío se recomienda dejar el motor en ralentí para que se caliente sin acelerar bruscamente y evitar daños.

William Herrera, instructor de Teojama Comercial

A pesar de que muchos componentes mecánicos resisten bien a los cambios climáticos, hay partes a las que les impacta más la temperatura fría. “La batería es la más vulnerable en invierno. Así pues, se debe mantenerla cargada, evitar el uso excesivo de dispositivos eléctricos con el motor apagado y considerar el uso de mantas térmicas”, sugiere Charcousse. Asimismo, Herrera enfatiza la importancia de conocer la edad de la batería y cambiarla si ha superado su vida útil, que suele ser de dos a cuatro años.

Durante cambios de temperatura, es crucial aplicar el principio ‘ver y ser vistos’. Herrera advierte sobre la posibilidad de filtración de humedad en el sistema de iluminación, afectando la visibilidad. Charcousse subraya que todas las luces, incluyendo las de freno y direccionales, deben funcionar correctamente y resalta la importancia de la limpieza regular.

Ojo con la caja de cambios en el momento de parquear un carro automático

En invierno, el sistema de climatización no solo proporciona comodidad, sino que también previene la condensación en el interior del vehículo, manteniendo los cristales libres de empañamiento y mejorando la visibilidad para una conducción más segura. Foto: Shutterstock

Usar aceite de motor con la viscosidad adecuada para las bajas temperaturas asegurará su rendimiento óptimo

Carlos Charcousse, ecommerce & marketing manager de Repuestos Mansuera.

Revisiones esenciales en invierno

Carlos Charcousse, ecommerce & marketing manager de Repuestos Mansuera, indica algunas de las consideraciones que se deben tener para proteger el vehículo:

Publicidad

  • Batería: verificar el nivel de carga y su estado.
  • Aceite del motor: confirmar que se encuentre en el nivel adecuado y sea apto para temperaturas bajas.
  • Sistema de enfriamiento: inspeccionar el líquido refrigerante/anticongelante y garantizar que la mezcla sea apropiada.
  • Neumáticos: optar por neumáticos de invierno o aquellos con clasificación M+S.
  • Sistema de iluminación: confirmar el correcto funcionamiento de todas las luces.

Mantener un adecuado cuidado, desde la revisión minuciosa de piezas claves hasta el uso del aceite de motor adecuado, contribuirá no solo al rendimiento óptimo del automóvil, sino también a la seguridad en condiciones climáticas desafiantes. (I)