Chloe Rose Lattanzi nació el 17 de enero de 1986 en Los Ángeles, fruto del primer matrimonio de Olivia Newton-John con el también actor Matt Lattanzi. Los intérpretes se conocieron en 1979 durante el rodaje de la película “Xanadú” y se casaron en 1984.

A sus 36 años, Lattanzi es una digna heredera de su madre: actriz, cantante y, en ocasiones, modelo. Luego de que se difundiera el comunicado dando a conocer el fallecimiento de Olivia, su hija usó sus redes sociales para rendirle un bonito homenaje.

La vida privada de Chloe Lattanzi, la hija de Olivia Newton-John

Según reseñó El Confidencial, Chloe Lattanzi tiene una granja legal de marihuana, ubicada en Oregón, Estados Unidos. Además, su pareja, el actor James Driskill es su socio, y ambos están especializados en la producción y fabricación de cannabis cultivado bioarmónicamente.

Publicidad

Así se despide John Travolta de Olivia Newton-John, su coestrella en ‘Grease’

Chloé al igual que su madre, también es actriz y trabajó en varias películas, entre ellas “Muerte 7″ en 2016 y “Sharknado 5: Enjambre Global” en 2017, junto a Olivia. En cuanto al baile, Chloe a veces publica videos musicales y fotos del estudio de baile en Instagram.

Aunque no todo fueron buenos momentos, pues Chloe Lattanzi le provocó algún que otro dolor de cabeza a su madre. De hecho, en su vida adulta sufrió de anorexia y bulimia, una depresión severa y, su obsesión por un físico supuestamente perfecto la llevó a someterse en más de una ocasión a cirugías estéticas.

Los medios reseñaron en el 2016, la obsesión de la hija de la artista por transformar su cuerpo y convertirse en una “muñeca Barbie”, pues a toda costa quiere verse así.

De allí que se sometió a varias cirugías plásticas, entre las que cuentan, eliminación de las costillas flotantes para tener una cintura diminuta, implantes de mamas, rinoplastia y el uso exagerado del bótox para rellenar su rostro, labios y pómulos.

Publicidad

“Era sexista, ofensiva y antifeminista”: Así “cancelaron” las nuevas generaciones a la película “Grease”, pero Olivia Newton-John la defendió invitando a disfrutarla

“La fama te arruina por completo. No culpo a mi madre por mis problemas, pero nunca querría ser famosa o criar a un hijo propio en un entorno así. La fama arruina vidas”, contó Chloe en 2016 para un programa de televisión.

Y a esto se le suma su adicción a las drogas, al alcohol o a las bebidas energéticas. Incluso estuvo ingresada en diferentes centros de rehabilitación para poder poner fin a todos sus vicios perjudiciales para la salud.

“Cuando tenía 16 años veía a las chicas de las revistas y quería ser como ellas”, confesó. Ahora tiene que enfrentarse de nuevo a otro problema con las bebidas energéticas, que parecen ser su único alimento. (E)

Te recomendamos estas noticias