Un repaso por el pasado y el presente de Diario EL UNIVERSO se realizó en una conferencia en la que participaron la editora general, Nila Velázquez; el coordinador del Departamento de Documentación, Freddy Avilés; y el columnista Hernán Pérez Loose, a propósito de los 100 años que cumplirá el matutino el 16 de este mes. La ponencia se desarrolló anoche, en el marco de la VII edición de la Feria Internacional del Libro “Guayaquil es mi destino para leer y crecer”.

Velázquez habló sobre la parte permanente del Diario, luego acerca de los cambios por el avance de la tecnología. “No solo en Ecuador, no solo en Guayaquil y no solo en EL UNIVERSO ha habido muchos cambios, porque poco a poco la gente cada vez lee menos papel y además requiere información rápida, inmediata, y entonces los medios digitales van ganando su espacio. Toda la prensa, todo el mundo, todos los periódicos han hecho esfuerzos por adaptarse a esta realidad del cambio tecnológico; y EL UNIVERSO, obviamente, también”, aseguró.

Dijo que con el sitio web desde hace 20 años y hasta la actualidad también ha habido adelantos tecnológicos, por lo que tener solo la página web ya no es suficiente, así como tampoco es suficiente que el sitio se presente exactamente como la edición impresa. “Se vuelve absolutamente necesaria una transformación que supone cambios de concepción...”, señaló.

Mencionó que ahora ya no se hace referencia solamente a lectores, sino que el término es audiencias. “Ya no se trata solo de leer, también puedes ver y oír en lo que es la edición digital del Diario... La audiencia nosotros la conocemos todos los días, porque la tecnología nos permite saber cada día cuánta gente entró a leer, cuántas páginas leyeron ese día, qué es lo que leyeron más, en qué orden..., dónde la leyeron... Tenemos toda esa información todos los días, y aquí viene el reto del periodismo en el presente y en el futuro: qué tenemos que cambiar y qué tenemos que conservar...”, sostuvo.

Publicidad

Aunque los avances se van dando constantemente, algo que mantiene el periódico, dijo la editora, son los valores. “EL UNIVERSO tiene definidos sus valores... Verdad, libertad, responsabilidad, honestidad, justicia, respeto a la dignidad del ser humano, y este para mí es uno de los valores fundamentales; lealtad al país, respeto a la libertad de expresión, de pensamiento y, obviamente, a la libertad de prensa... La libertad es lo que le garantiza a la ciudadanía su derecho a una información veraz, contrastada, libre...”, aseguró.

Velázquez también compartió vivencias dentro de una redacción, como son las reuniones de editores, que se realizan a diario y se ven las cifras que se han alcanzado en el mes. “Alcanzamos 20 millones de páginas vistas; es muy importante esta información...”, resaltó.

Los inicios de este Diario y la manera en que impactó en el desarrollo del periodismo independiente fueron algunos de los temas que abordó Avilés.

“Diario EL UNIVERSO está próximo a cumplir cien años. Cien años en que ha podido de una u otra manera ilustrarnos, informarnos sobre cómo ha ido evolucionando no solamente Ecuador, sino el mundo entero... Diario EL UNIVERSO es parte de un proceso que se da en nuestro país y que busca en cierta forma darnos a conocer cómo fue desarrollándose el periodismo, la prensa en Ecuador”, apuntó.

“Ya en la época del siglo XVIII, cuando Eugenio Espejo publicó Primicias de la Cultura de Quito, se comienza a cimentar esa visión de lo que se tenía que mencionar dentro de un periódico. Con el paso del tiempo, ya en el siglo XIX... se comienzan a generar nuevos periódicos, nuevos diarios aquí en nuestro país. Evidentemente tenemos que mencionar que hay una gran diferencia entre el diarismo que se daba... que se hacía en el Ecuador en el siglo XIX hasta entrar más o menos a la década del 90 de ese siglo, y que viene en cierta forma con ciertas características que Diario EL UNIVERSO, cuando nace en 1921, la transforma, cambia, desplaza lo que verdaderamente era la crónica; y Diario EL UNIVERSO en cierto momento se convierte en un eje o un referente de lo que debería ser una prensa verdaderamente independiente y con un sentido netamente objetivo”, agregó.

Según Avilés, entre las características del diarismo del siglo XIX, y que de alguna manera siguió consolidándose hasta los primeros años del siglo XX, está que era un periodismo eminentemente partidista: “La mayoría de los periódicos cuando nosotros revisamos... el tema noticioso era casi marginal... y lo que más ocupaban también sus páginas era la polémica política. ¿Por qué razón?, porque la mayoría de los diarios que nacieron en el país y en Guayaquil tenía una tradición netamente política contestaria; no eran diarios independientes...”.

Publicidad

Diario EL UNIVERSO cuenta con un estand en el Centro de Convenciones. Foto: El Universo

Avilés, quien también es historiador, se refirió al rol y las razones por las que Ismael Pérez Pazmiño decidió fundar el Diario. “Don Ismael, nacido en la ciudad de Machala en 1876, siempre fue un convencido liberal radical, tanto es así que don Ismael, asentado en Guayaquil, él protagoniza y participa de la revolución del 5 de junio de 1895. Él es testigo y partícipe de ese pronunciamiento a favor de Alfaro... Una vez que don Ismael termina ese periodo de militancia se dedica a sus propias actividades, y es así que tiene una visión muy clara de lo que estaba sucediendo en el país y una de esas aspiraciones fue crear un periódico. Y es así que logra, el 16 de septiembre de 1921, Diario EL UNIVERSO...”, señaló.

Diario EL UNIVERSO nace producto de esa transformación y de ese reclamo de parte de los sectores liberales-radicales que se sintieron desplazados y traicionados por el clasismo. En 1921, cuando nace EL UNIVERSO, viene un cambio completamente radical a nivel de medios de comunicación de ese entonces, y el Diario es el que lleva la batuta...”, añadió.

De acuerdo con Avilés, Pérez Pazmiño cambió la filosofía de cómo se debía manejar un periódico. Para él fue muy importante la independencia y la autonomía de la prensa, y la dotó de un sentido empresarial, un aspecto que ningún otro medio tenía hasta ese momento. Además de las noticias locales, introdujo noticias de todas partes del país y comenzó a tener su propia página de noticias internacionales, por lo que dejó la visión del periodismo localista y convirtió al periódico en un medio de información globalizado.

El primer enfrentamiento del Diario con un Gobierno, según Avilés, fue en 1937, en la presidencia de Federico Páez, debido a una caricatura. Como sanción, el matutino fue clausurado casi quince días, recibió una fuerte multa económica y se detuvo a dos de sus directivos. En septiembre de 1978, el Diario sufrió un atentado terrorista: se colocó una bomba en las instalaciones que en ese entonces estaban ubicadas en la calle Escobedo, centro de Guayaquil. Esto se dio debido a la postura de denuncia del periódico en contra de las invasiones de tierra que se daban en ese entonces en la ciudad.

Además mencionó el juicio que enfrentó el periódico en el gobierno del expresidente Rafael Correa.

Avilés, entre otros datos, mencionó que el Diario fue crítico con el Gobierno de José Luis Tamayo, así como con los excesos y arbitrariedades que se cometieron en el gobierno de Carlos Arroyo del Río; además, condenó tajantemente la masacre del 15 de noviembre de 1922.

El periodismo digital como tema central durante la conferencia internacional en la Feria del Libro de Guayaquil 2021

Pérez Loose, por su parte, habló sobre el origen del nombre del Diario. De acuerdo con su relato, Pérez Pazmiño, su abuelo, escribió para un periódico denominado El Universal, pero que debido a problemas económicos un día el dueño, que era un venezolano, les anunció el cierre definitivo. Con esta noticia se regresó a casa y conversó con su familia, y surgió la idea de comprar la maquinaria y le hizo la propuesta económica.

El pacto del negocio se cerró entre el 14 y el 15 de septiembre, sin embargo, ocurrió una anécdota: ya faltando pocas horas para cerrar el negocio, resultó que el dueño no había incluido en la venta el nombre El Universal y tenía que ser tratado aparte. “El abuelo dijo: ‘No se preocupe, yo me voy a encargar del nombre, no voy a comprar la marca...’. Entonces le cambió a EL UNIVERSO...”, explicó.

El columnista también se refirió al aspecto empresarial del Diario y contó que aquello se debió a que el segundo hijo de Pérez Pazmiño, Sucre Pérez Castro, fue enviado a estudiar Periodismo en Misuri, Estados Unidos. “Mi tío se alejó totalmente, no es como ahora que uno regresa y va de vacaciones, no se volvieron a ver por cuatro años de estudio de Periodismo. Es en esa incorporación al regreso que comienza a darle esta imagen más empresarial al Diario, con mucha más tecnología, con muchas más ideas, con mucha más, de alguna forma, objetividad, y rompe un poco los paradigmas de los diarios...”, afirmó.

Dentro de su ponencia, comentó sobre lo que se realizó en el quinto aniversario del Diario de la mano de Pérez Pazmiño. “Salió una especie de libreto junto con el Diario, en el que el periódico hacía una reseña de esos primeros cinco años, sus triunfos, etc., y se hacía una lista larga de los editorialistas que trabajaban ahí...”, dijo, y agregó que Pérez Pazmiño en su escrito se describió a sí mismo.

Opinión ciudadana

“Es un mérito que un periódico se mantenga tantos años. Yo soy extranjera, apenas tengo cuatro años viviendo aquí en Ecuador, pero en mi país desaparecieron diarios. O sea, que un diario se mantenga por 100 años es como patrimonio nacional, se vuelve una tradición comprar la prensa, leerla....”, dijo la venezolana Waleska Montenegro.

“Cuando estaba pequeña nos hacían leer el editorial, hacer la reflexión para la tarea de Lenguaje, ahí comencé a leer el periódico...; pero más leía las cómicas y de ahí nació mi amor a Mafalda. Después yo comencé a leer el periódico para cultura general... Lo que puedo apreciar ahora un poco más es el ámbito en el que se han involucrado, en la tecnología, que ya no solo se debe tener el periódico físico para enterarse de las cosas, sino que los artículos subidos en la página, que es lo que yo más reviso... De mi época, cuando yo era chiquita a como está el periódico ahora, sí ha dado un gran paso en diseño....”, señaló Jennifer Salame, 23 años.

“Uno de los mejores diarios del país. Las noticias de EL UNIVERSO, todas las secciones son más confiables que las de otros diarios. Siempre me ha gustado leer los editoriales y, por ejemplo, en las portadas en donde viene cada artículo pequeñito y el más interesante, volteaba la hoja para poderlo leer... Ha habido tiempos difíciles para todos y también para EL UNIVERSO, que ha pasado por muchas cosas y creo que es muy bueno, no cualquiera llega a los 100 años... Sin embargo, ha tenido buenos directivos, que lo han podido sacar adelante... Muy bien por EL UNIVERSO”, comentó Silvia Álvarez, de 45 años.

“Es un logro, un logro para quienes saben mantener un negocio y más que todo el de comunicación; saber llegar a las personas por las noticias que en realidad queremos conocer”, afirmó Eva Paredes.

La Feria Internacional del Libro se extenderá hasta el domingo 12 de septiembre. Se realiza en el Centro de Convenciones de Guayaquil. (I)