En una película, serie, etc., generalmente se ve al bueno y al malo, pero, como en casi todo, hay sus excepciones. Este es el caso de la película mexicana Nuevo orden, que se estrena este viernes 8 de enero, en las salas ecuatorianas.

“Si la gente va pensando que van a haber buenos y malos, no es el caso; todos sufren, nadie gana”, dijo Diego Boneta (Luis Miguel, la serie), quien da vida a Daniel y es uno de los protagonistas del filme, en una entrevista en YouTube.

Nuevo orden, dirigida por el cineasta Michel Franco (Daniel & Ana, 2009; A los ojos 2014), relata sin piedad las diferencias y el descontento social. En el filme todo empieza cuando ciudadanos de las clases populares llegan a un espacio en donde se realiza la boda de una familia de clase alta, el desarrollo y desenlace tendrán varios matices.

“La empecé a escribir hace seis años. Hace tres años terminé completamente el guion, pero las inquietudes que tenía entonces sobre la tremenda desigualdad que se padece en México y en todo el mundo, esta manera de vivir que es insostenible, que tenemos que cambiar, la película habla, trata este tema”, dijo Franco durante un diálogo con El Heraldo de México en octubre del 2020.

Publicidad

“Además la militarización, que es otro gran tema de nuestro país, que lleva varios sexenios, no es algo que empezó hace poco; entonces estas preocupaciones que yo tenía hace seis años, pues creo que al terminar Nuevo orden, presentarla en Venecia y llegar a México, llegan en un momento donde son aún más urgentes estos temas. Insisto, no solo en México”, agregó.

Asimismo resaltó que “lo que se ve en la película hace sentido con los chalecos amarillos en Francia, con las protestas que en Chile se llevaron a cabo, con Black Lives Matter de hace meses; es urgente atender estos temas, no podemos seguir viviendo así por eso el éxito de Nuevo orden”.

Y el éxito del filme al que se refiere Franco es el León de Plata, el premio del jurado que obtuvo en el Festival de Cine de Venecia en el 2020, cita en la cual se realizó el estreno mundial de la cinta, el 12 de septiembre. En ese mismo festival obtuvo el Leoncino d’Oro, otorgado por el jurado joven, y compitió por el premio principal, el León de Oro.

La cinta también tuvo una gran acogida en los cines mexicanos, según El Heraldo de México, que se basó en las cifras oficiales. Del 22, fecha de estreno en el país azteca, hasta el 25 de octubre del 2020, 126.900 personas vieron el filme. La recaudación fue de 8,3 millones de pesos mexicanos. Cifras considerables, en vista de que en las salas se permitía el 30 % del público por la pandemia.

“Estoy contento de poner mi granito de arena para reactivar a las salas de cine, para que los cientos de miles de familias que viven del cine en este país (México) puedan mejorar. Por eso no me fui a plataformas, por eso dije ‘hay que ir a cines’”, dijo Franco, quien ganó en la sección Un Certain Regard en 2012 por Después de Lucía, en el Festival de Cine de Cannes.

Además de Boneta, el filme es protagonizado por Naian González Norvind, quien interpreta a Marianne; y Darío Yazbek Bernal (La casa de las flores) que da vida a Alan.

Según Yazbek, llegó a esta producción luego de una reunión en la casa de Franco, hace tres o cuatro años. “Me empezó a platicar de una idea que tenía de algo que quería hacer... Me llamó mucho la atención porque sentí que era algo que se estaba cocinando con el descontento social...”, dijo el actor a Forbes México. (I)