Ella fluye cuando canta. Y sus seguidores viajan con ella a través de las emociones que comparte en las letras de sus canciones. La artista chilena Mon Laferte, una intérprete que bien puede cantar un indie pop como un bolero con todo el sentimiento, se ha adentrado en la música tradicional mexicana con un primer single titulado Que se sepa nuestro amor, melodía en la que hace dúo con Alejandro Fernández, ícono destacado de este género y en la que juntos le cantan al amor que trastoca vidas y no conoce límites.

Desde un espacio de su casa en México, donde reside actualmente y desde donde vivió el confinamiento por el COVID-19, la intérprete de Tu falta de querer, Amárrame, Invéntame y Plata ta tá, conversa con este Diario sobre la producción de este disco que se ha concebido en la intimidad de su casa, como en los inicios de su carrera.

“Esta canción (Que se sepa nuestro amor) es la más amable. No podía lanzar una canción como pesada, porque ya este año ha sido demasiado. El año completo ha sido una canción desgarradora. Hacía falta una canción con un mensaje positivo, y el resto del álbum, la verdad es bastante folclórico, más ligado hacia el folclore mexicano, pero también está mi raíz sudamericana, siempre están los ritmos más andinos”, afirma.

La artista, quien para la producción del disco aprovechó la cuarentena para desconectarse de redes sociales, revela que se halló a sí misma durante este proceso.

Publicidad

“Lo difícil fue estar tanto tiempo conmigo, escucharme, escuchar mi cuerpo. No sé si yo o en general no estamos preparados para eso, porque estamos llenos de estímulos externos todo el tiempo y de pronto cuando te ves con tiempo libre, silencio, espacio para meditar, no sé si quieres verte a tí mismo”, dice.

Laferte, de 37 años, menciona también que esta producción fue terapéutica porque la hizo viajar a su pasado para revolver asuntos inconclusos y que una de las sorpresas incluso para ella fue grabar el primer sencillo con Fernández.

“Yo llegué con el proyecto, con todas las canciones a mi compañía. Les dije: escúchenlas. Y entonces ellos, en una llamada de regreso: ‘oye, nos encanta el álbum, ¿te gustaría cantar con Alejandro Fernández?’ y yo: me encantaría”, cuenta sobre esta oportunidad de dueto. “Alejandro es un superartista, y además es como recibirme dentro del género, con los brazos abiertos”, añade.

Producción audiovisual

El videoclip de Que se sepa nuestro amor es una pieza audiovisual en blanco y negro dirigida por Rodrigo Robles, semejando un filme de corto formato como los clásicos del cine de México.

“Esa era la idea, tratar de recordar a la gente la época de oro del cine mexicano. A mí llegó la música mexicana a través del cine. De pequeña, en Chile pasaban los domingos películas mexicanas y ahí conocí artistas y cantantes de esa época”, expresa.

Publicidad

Para la filmación, Fernández grabó en Jalisco, mientras que Laferte lo hizo en Tepoztlán (Morelos), durante la pandemia.

Artista plástica

Los últimos cinco años, Laferte ha dejado fluir también su pasión por la pintura. Aunque al inicio solo los regalaba a sus amigos, porque al inicio, revela, se aferraba a ellas, ahora quiere compartirlas con los demás.

Hoy abrió su galería de arte en Tepoztlán. “Quiero que vayan y sean libres y habiten otros espacios, otras casas y decidí abrir esta galería, que es un sitio muy chiquitito, en donde tengo puestas mis pinturas y la gente va a poder comprarlas también”, refiere. (E)