El caballo peruano Gran Titán, con un cierre de carrera espectacular, venció a Fat Fish, hasta el domingo pasado imbatible, en los 1.100 metros del tradicional clásico llamado Velocidad, realizado en honor a Miguel Salem Dibo en la pista del hipódromo de Samborondón, que tiene su nombre.

Llevado a la perfección por el jinete peruano José Monteza, Gran Titán terminó con los pronósticos que daban como gran favorito a Fat Fish, y se convirtió en el nuevo rey de la velocidad en la hípica nacional.

Marcando 1 minuto, 6 segundos, 4 centésimas, Gran Titán arrancó tercero tras Fat Fish. El líder iba en punta, pero sin la rapidez de anteriores ediciones del clásico Velocidad; luego iban Handanovich, Johans, Cosmos y el resto de competidores en los vertiginosos 1.100 metros.

Ya en la curva Fat Fish luchó contra todos sus adversarios, pero rindió tributo al esfuerzo hecho y poco a poco se fue quedando ante el empuje arrollador de Gran Titán. El peruano, en ese tramo, lo venció sin problemas para sacar tres cuerpos de ventaja al llegar a la línea de meta.

Publicidad

En el hipódromo que lleva su nombre, la hípica le rindió al ingeniero Miguel Salem Dibo un gran homenaje al propulsor de esta actividad en el país como constructor de cuatro hipódromos en Ecuador. El recordado personaje fue también criador y directivo del turf; incluso, incursionó en el balompié y llegó a la presidencia de Barcelona SC, con el que fue campeón del torneo profesional de Asociación de Fútbol del Guayas en 1955.

Con Gran Titán la cuadra del Tres Patines consiguió una de sus mejores presentaciones en el clásico Velocidad que atrajo una numerosa presencia de fanáticos. Santiago Salem, acompañado de su familia, recibió el trofeo por la gran presentación de Gran Titán, que es entrenado por el colombiano Armando Roncancio.

Mientras, en un final realmente sensacional en 1.400 metros el nacional Mykonos se adueñó de la victoria sobre siete rivales. Con monta de Luis Hurtado y con registro de 1 minuto, 26 segundos, y 68 centésimas cumplió con la mejor llegada de la tarde .

En la quinta competencia, en la distancia de 1.100 metros, se impuso de notable forma Kadir, con Henry Morán en la silla. El triunfador pertenece al stud La Patrona, de Salomón Dumani.

Otros ganadores: Per Se, en la primera; Asmar, en la segunda; Itzamara, en la tercera; Beso For Ever, en la cuarta; Punto Suspensivo en la séptima, todas pruebas en la distancia de 1.100 metros. (D)