El hecho de que un youtubero lograr burlar todas las medidas de seguridad y acceder al borde del campo disfrazado de mascota de la Eurocopa en el partido inaugural entre Alemania y Escocia ha dado lugar a una lluvia de críticas por parte de la policía y del Ministerio alemán del Interior a la UEFA como organizadora del evento.

Según publica este lunes el diario Bild, el youtubero Marvin Wildhage, de 27 años y con 873.000 suscriptores, logró acceder hasta el campo con una acreditación falsa y un disfraz hecho en China de Albärt, la mascota de la Eurocopa.

Christian Eriksen vive ‘una historia muy diferente’ en la Euro 2024

Como explica el propio youtubero y puede verse en el vídeo que comparte en su canal, llegó al estadio en una furgoneta en la que había pegado los logotipos de VW y la Federación Alemana de Fútbol (DFB) en el lateral y acompañado de otros dos hombres, y aunque sus carnés de trabajo falsos dieran error al ser escaneados, un pase de aparcamiento bastó al personal de seguridad para dejarles pasar.

Publicidad

Mientras Wildhage y uno de sus acompañantes, también de 27 años, accedieron al interior, el tercero, todavía no identificado, volvió a marcharse.

El youtubero permaneció un tiempo con su disfraz entre camarógrafos y voluntarios directamente frente al bloque de aficionados, hasta que una empleada de la UEFA sospechó.

Poco después ambos fueron controlados por el personal de seguridad dentro del estadio, entregados a la policía y se les confiscaron las acreditaciones falsas, el equipo de grabación y el disfraz, indicó un portavoz de las fuerzas de seguridad.

Publicidad

La fiscalía de Múnich ha abierto una investigación por falsificación de documentos, obtención fraudulenta de prestaciones y allanamiento de morada.

La jefatura de policía de Múnich, que internamente niega cualquier culpa en lo ocurrido, remite a la UEFA, “ya que la admisión es responsabilidad del organizador”.

Publicidad

“El servicio de seguridad de la UEFA ha fallado claramente aquí. Se trata de un riesgo para la seguridad”, declaró un agente a Bild.

La UEFA, por su parte, dijo al diario a través de un portavoz haber “evaluado la situación y tomado las medidas organizativas necesarias”, además de prohibir la entrada del youtubero y sus dos acompañantes a los estadios en los que se disputa la Eurocopa.

El jefe del sindicato alemán de policía (DPolG), Rainer Wendt, calificó lo ocurrido de “cualquier cosa menos gracioso” y agregó que “hay cosas que sencillamente no deben pasar”.

El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, dijo en declaraciones a Bild que “el incidente debe ser objeto de un seguimiento rápido y consecuente”, y subrayó que los controles de acceso son “responsabilidad exclusiva”, como organizador, de EURO 2024, la empresa conjunta entre la DFB y la UEFA creada para la organización del torneo.

Publicidad

Agregó que la policía bávara no participó en la admisión del youtubero.

El propio youtubero explica al final de su vídeo que la UEFA le advirtió de que en caso de publicarse imágenes de lo ocurrido tomará las medidas pertinentes. (D)