En el 2006, el guardameta Rorys Aragón sorprendió con el precontrato que firmó en el Inter de Milán, y ahora reveló cómo se logró esta vinculación con el equipo nerazzurri.

Aragón, quien en aquellos tiempos había jugado por Emelec y El Nacional, manifestó:”Viajé en en enero (del 2006) a Italia para probarme en el Inter y me vincularé en agosto próximo”, dijo el portero, quien ese época había jugado por Emelec y El Nacional.

Rorys Aragón: Antes de los Clásicos del Astillero ronda el hombre del maletín

Luego 17 años reveló más detalles sobre su paso por el Inter, “empecé a recopilar todos los juegos que había tenido e hice un CD. Yo llevé 20 VHS para convertir a CD con 9 minutos. Hice 100 copias y le dije a mi hermana (quien era modelo y estaba en Italia): ‘en los eventos siempre hay alguien que juega pelota’, y ella llevaba un CD en su cartera”.

Publicidad

Rorys, el orgullo de la casa Aragón

“Un día ella lo conoce a Marco Branca, en ese entonces director deportivo del Inter. Branca se acerca y mi hermana le dice: ‘Si quieres hablar conmigo mira este video’. Antes de eso, a mí me tocó lavar platos en Italia 15 o 20 días. Branca me dijo para vernos un lunes y yo esperaba congelado con la nieve. Mientras esperaba, Adriano (el brasileño) me ve en su Ferrari y me dice ‘Portero, Ecuador. Súbete”, continuó.

Ya en la sede de la escuadra nerazzurri, Aragón detalló: “Me dice ‘no te muevas de aquí’ en la sala donde ellos comían. Mientras esperaba veía todos los jugadores y no lo creía. Me tocan el hombro y Luciano Castellini, preparador de arqueros del Inter, me dice ‘vamos, ¿trajiste guantes y zapatos cambiables?, le dije que sí y nos fuimos. Pateaban y yo transmitía seguridad, elegancia con los saques. Me preguntó la edad y le dije 23 años. Me quedé, seguí entrenando y de repente me llegó un cheque para que no me falte nada”.

“Nos llevaron a hacer un partido entre la reserva y el primer equipo, me lucí con atajadas. Me quedé, pero me dijeron la verdad de que ahí no iba a jugar porque hasta que me pulan como el estilo europeo no iba a llegar. Les dije que yo quería jugar y me mandaron a Bélgica (Standard Lieja)”, concluyó Aragón en un diálogo con el Canal del Fútbol.

Publicidad

En el Standard vivió los mejores momentos de su carrera. Fue una de las figuras destacables para que sea bicampeón de la primera división de Bélgica (2007-2008 y 2008-2009) y monarca de la Supercopa de Bélgica (2008). (D)