En la reconstrucción a la que se ha sometido la Juventus de Turín de cara a la temporada 2022/2023, Paul Pogba estaba llamado a ser uno de sus principales protagonistas. El centrocampista francés regresaba a la Vecchia Signora después de seis temporadas en Manchester con la intención de recuperar el rendimiento y la regularidad venidas a menos durante los últimos cursos en Old Trafford, así como relanzar a un equipo, la Juve, en sus horas más bajas de la última década. Sin embargo, todo el plan se truncó antes de tiempo.

La lesión sufrida por Pogba en el menisco lateral de su pierna derecha durante uno de sus primeros entrenamientos de pretemporada con el equipo le tendrá varios meses alejado de los terrenos de juego. Mientras Pogba toma una decisión en torno a su lesión de cara al Mundial de Qatar 2022, la Juventus ha de hacer lo propio de cara a reforzar una posición que, a priori, tenía ya cubierta. Y es que el mercado de fichajes de los bianconeri depende en estos momentos de la elección del francés sobre cómo tratar dicho problema en su rodilla, la cual la tomará en unos días.

Tal y como informa la Gazzetta dello Sport, “se espera la opinión del doctor Bertrand Sonnery-Cottet”, que fue quien operó recientemente a Zlatan Ibrahimovic de la misma lesión. Una vez Pogba se someta a la pertinente evaluación médica, la elección de operarse o no en función de los meses que termine estando de baja puede provocar que la Vecchia Signora se lance de manera definitiva a por Leandro Paredes, jugador del Paris Saint-Germain. El centrocampista argentino ya había estado en el radar de los bianconeri desde hace tiempo, antes incluso del regreso de Pogba a Turín, pero ahora este se presenta como el relevo ideal.

Otro de los factores que podría condicionar la apuesta juventina por Paredes sería la salida de Arthur Melo. El brasileño no cuenta para Massimiliano Allegri, por lo que su baja, sumada al tiempo que Pogba esté alejado de los terrenos de juego, obligaría a la Juventus a reforzar la medular de efectivos. Al menos, el de Paredes. Es por eso que, ante la idea inicial del francés de apostar por un tratamiento conservador frente a la cirugía, las negociaciones entre los bianconeri y el PSG ya habría comenzado. (D)