Mariano Israelit, considerado uno de los mejores amigos de Diego Maradona, realizó una tremenda confesión en las últimas horas y es que nadie sabe dónde están $100 millones que eran del campeón del mundo con la selección de Argentina en 1986.

“Lo tenían blindado. Cuanto llamaba alguien que ellos (su familia) no querían le cambiaban el chip (del celular). Yo iba a comer a la casa de Diego y le decía: ‘Che, te dejé un mensaje. ¿No te llegó?’. Y, cuando le pedía su número, tenía que fijarse en el que tenía anotado atrás del aparato”, comenzó Mariano en el diálogo con Teleshow, publica diario Marca de España.

En esa misma línea reveló: “Lo vi por última vez en septiembre del 2020. Él falleció en noviembre. Pero en el último tiempo ya lo notaba bajoneado, triste. Diego estaba mal desde que lo habían operado de la rodilla. Yo lo fui a ver a la Clínica Olivos y estaba bien. Pero después le costaba caminar. Le dolía un montón y estaba angustiado por eso”.

Para cerrar, hizo una revelación brutal: “A Diego le soltaron la mano. Sabían que tenía problemas de corazón y no estaba medicado. Aparte, cómo vivía Diego. Cuando volvió de México, me confesó: ‘No sabes cómo me recuperé después de Dubái. Tengo más de cien palos verdes”.

Me lo contó el Pelusa a mí. Yo le contesté: “Vos eres un rey, tienes que vivir como te lo mereces”.

“Sus últimas casas, sin desmerecer, no estaban en condiciones. ¡Hasta se llovían! Y no tenían aire acondicionado ni calefacción central, cuando estamos hablando de un tipo que tenía esa guita (dinero) que ahora nadie sabe dónde está”, agregó Mariano. (D)