La directiva de la Liga Profesional de Fútbol (LigaPro) ya tiene una fecha para reiniciar las actividades en el fútbol ecuatoriano, golpeado por la falta de ingresos a causa de la crisis económica provocada por el nuevo coronavirus, dejó entrever Miguel Ángel Loor, presidente de la entidad a cargo de los torneos de la serie A y B.

Desde el 14 de marzo se suspendió el campeonato nacional. Solo se disputaron 2 encuentros de la quinta jornada y los otros seis quedaron suspendidos por orden del Estado, que suspendió todos los eventos masivos, tanto públicos como privados.

“Se espera plantearle al Gobierno la petición del permiso para que pueda volver el torneo. La idea es que a mediados de julio comience la competición. Queremos hacerle conocer a las autoridades la importancia de nuestra industria, que está necesitada”, dijo Loor.

Una de las propuestas es someter a los exámenes de COVID-19 a los futbolistas del torneo para volver a la competencia. “Tenemos que conversar con los clubes cómo se tomarán las pruebas y si cada uno lo hará por su cuenta o si será la LigaPro quien se encargue”, dijo el directivo.

Publicidad

Los directivos de los equipos, ante la falta de ingresos, dialogaron con sus jugadores para llegar a un acuerdo con la reducción de sus sueldos. El último elenco en aplicar un ajuste salarial a su plantilla fue Liga de Quito; en los diálogos Antonio Valencia decidió donar su sueldo para los otros colabores de la U.

“Todos los días nos levantamos pensando cuándo se puede volver a jugar, el asunto de la pretemporada y otros temas. Es una realidad que los clubes ya no pueden esperar más. Ya estamos en crisis, pero puede empeorar”, agregó el presidente en un diálogo con radio Caravana. (D)