Los hinchas fervientes, los jugadores, el cuerpo técnico y los directivos de Delfín eran los únicos que se esperanzaban con ver al equipo en la final de la Copa Ecuador. Luego del 4-1 que le había propinado Barcelona en la semifinal de ida, el reto de remontar era casi una epopeya. Mas, "el grupo siempre creyó y lo logramos", indicó el capitán cetáceo, Carlos Garcés, luego del 3-0 con el cual eliminaron a los toreros, la tarde de este miércoles 30 de octubre.

"Darle la vuelta era algo que mucha gente no creía, pero el grupo siempre creyó y se mentalizó en alcanzarlo. Fue un partido duro, como se dieron cuenta, pero fuimos merecedores del triunfo y eso hay que agradecer a Dios y al plantel porque nunca perdió la fe", reflexionó el delantero, autor de los dos últimos tantos, que llegaron en el epílogo del encuentro. Édison Caicedo había abierto el marcador.

El mantense, sin dar detalles, reveló que luego del 4-1 en Guayaquil nunca perdió la esperanza de remontar. Ese día tomó la palabra y se dirigió al grupo: "Les dije lo que sentía y lo demostramos (ayer ante Barcelona) y ahora queremos cosas más importantes como un título. Este plantel se lo merece", acotó.

Delfín disputará el título de la primera Copa Ecuador contra Liga de Quito, que a su vez eliminó en los penales a Emelec. La primera final se jugará el domingo 10 de noviembre en el estadio Rodrigo Paz, en Quito; mientras, el juego de vuelta será el sábado 16 de noviembre en el Jocay, de Manta. (D)