Frank Maridueña: El aporte venezolano al béisbol del Ecuador

9 de Diciembre, 2018 - 00h00
9 Dic 2018
9 de Diciembre, 2018
9 Dic 2018

Obligados por la crisis millones de venezolanos emigran a distintos lugares del continente y el mundo. Muchos salen de su país dejando casi todo, pero llevan su cultura, su música, su gastronomía y su deporte.

A través del tiempo el béisbol ecuatoriano ha recibido la influencia de corrientes extranjeras que lo mejoraron notablemente. Empezando por la pelota panameña, que causó gran impacto y tuvo gran respaldo de la afición. Luego llegaron dominicanos y estadounidense que produjeron el llamado béisbol espectáculo. Luego vinieron cubanos y ahora el impacto de venezolanos, que también tienen a la pelota chica como uno de los deportes preferidos, pues lo llevan en sus venas. Lo juegan y los disfrutan desde muy corta edad y están en una era en la que brillan más en las Grandes Ligas.

Arribaron peloteros que han jugado profesionalmente y acá están jugando en distintos equipos en todos sus niveles. Antes llegaron a los torneos que se jugaban a gran nivel en el Yeyo Úraga; peloteros de la talla de Leonardo Hernández, que jugó Grandes Ligas con Orioles de Baltimore y Yankees de Nueva York; Kennedy Infante, actual entrenador de la selección Venezuela juvenil; José León, jefe de scout de Minnesota para la región; Silverio Navas, que hoy trabaja con Filadelfia; Nelson Portales, José Cheo García, Joel Pulgar, Júnior Cordero, Nelson Portillo, quien vino para jugar con Barcelona y luego pasó a los Navegantes del Magallanes. Hace pocas semanas vino Orber Moreno, lanzador de los Mets, a dar unas clínicas. Dermier Orozco ahora es entrenador de una sucursal de San Luis.

Capítulo aparte fue la presencia del entrenador Jesús Ávila, quien vino a Guayaquil por primera vez con la selección venezolana a un sudamericano y fue contactado para que regrese. Y en su retorno dio cátedra de entrenamiento y conducción de equipos. Fueron incansables los trabajos dentro y fuera del diamante que aún lo recuerdan, como el curso de actualización para entrenadores en el Comité Olímpico Ecuatoriano y como aquella vez que con pico y pala en mano arregló un diamante maltratado en la Kennedy.

Ahora han llegado muchos peloteros que están conformando y reforzando los diez equipos que están interviniendo en el actual campeonato de categoría de mayores, que organiza la Federación Ecuatoriana de Béisbol que se juega en la Kennedy. Participan las novenas de Emelec, Universidad Católica, Cardenales, Americano, Bucaneros y Estrellas Orientales de Guayaquil; también Esteban Quirola, de la provincia del El Oro, Águilas del Diamante, de Pichincha; Roque Macías, de Manabí, y Mantarrayas, de Santa Elena.

 

El 8 de noviembre pasado se jugó uno de los mejores encuentros del torneo. Triunfo de las Estrellas Orientales, guiados desde la loma por Luis Hernández, Mathías Gonzales y cierre de Víctor Gonzales, mientras que por los Mantarrayas lucieron en la loma los ecuatorianos Bonifacio Morán, con relevo de Juan Carlos Ladines, quienes se enfrascaron en gran duelo. Moisés Acosta inauguró el marcador por las Estrellas en el cuarto. Los Mantarrayas emparejaron con José Castellano en el quinto y en la parte alta del último episodio, Adrián Arroba anotó la vuelta del triunfo para los orientales.

Las diez novenas se han dividido en dos grupos del que clasificarán los dos mejores para jugar la semifinal en llaves cruzadas del que saldrán los dos conjuntos que disputarán el campeonato.

Hasta el momento los que lideran las tablas en cada grupo son: Emelec y Universidad Católica en el A; y Estrellas Orientales y Americano en el B.

En el béisbol infantil y juvenil también se nota el accionar de los venezolanos que han mejorado el nivel técnico del campeonato. Los equipos que cuentan con estos refuerzos al comienzo arrollaban, pero hay equipos que ya emparejaron el nivel. En el actual torneo oficial, Luis Campos conectó tres cuadrangulares en un juego, récord que lo tiene el ecuatoriano de Cardenales Bruno Carranza con cuatro jonrones en un solo cotejo del torneo del año anterior.

Junto con los jugadores también llegaron árbitros con mucha experiencia en torneos de mayores, los Criollitos, pequeñas ligas, federativos, etc. Algunos alcanzaron a traer su propia indumentaria y uniformes como muestra de su accionar en esta tarea.

Otro aporte es la llegada de entrenadores y profesores de cultura física venezolanos y cubanos, a quienes les han permitido encontrar amplio espacio laboral en nuestro medio.

Es justo mencionar que también hay muy buenos técnicos nacionales que brillan y se sostienen con gran nivel como por ejemplo Alfredo Molina, quien maneja el grupo de Tigres que es quizás el de mejor avanzada técnica; Damián Villanueva, de Cardenales, campeón del internacional jugado en octubre; Julio Olaya, que ganó muchos campeonatos temporadas pasadas; Orlando León, Johan León, Nelson Mieles, Carlos Silva, Ángel Molina, etc., de gran experiencia en categoría menores.

La magia del deporte hace posible que un serio, estresante y grave problema como es la migración forzada, se lo convirtió en una gran oportunidad para relanzar y levantar el béisbol ecuatoriano.

El 8 de noviembre se jugó uno de los mejores duelos del torneo. Triunfo de las Estrellas Orientales, guiados desde la loma por Luis Hernández, Mathías Gonzales y cierre de Víctor Gonzales".

(O)

Frank Maridueña: El aporte venezolano al béisbol del Ecuador
Columnistas
2018-12-09T00:00:55-05:00
Arribaron peloteros que han jugado profesionalmente y acá están jugando en distintos equipos en todos sus niveles. Antes llegaron a los torneos que se jugaban a gran nivel en el legendario estadio Yeyo Úraga.
El Universo

Lo más leído