Temporada mágica de los Medias Rojas en Boston

12 de Septiembre, 2018 - 00h00
12 Sep 2018
12 de Septiembre, 2018
12 Sep 2018

Los Medias Rojas de Boston son líderes de la zona Este de la Liga Americana y tienen la mejor marca de todos los 30 equipos del béisbol de las Grandes Ligas (98 triunfos y 46 derrotas). Están jugando a gran nivel, cumplen una temporada mágica que se fundamenta en su dominante cuerpo de lanzadores, contundentes bateadores que comandan distintos departamentos y ser manejados hasta ahora con acierto por su mánager Álex Cora.

Al inicio de la campaña sostuvieron una lucha muy pareja con sus históricos rivales, los Yankees de Nueva York, con quienes se turnaban cada día en el liderato del grupo. Un día amanecían al tope los de Boston y al siguiente los Bombarderos del Bronx.

Hasta el 1 de julio pasado estuvieron arriba los Yankees, pero desde esta fecha se fueron quedando y fueron los patirrojos los que empezaron a tomar distancia hasta la serie de cuatro encuentros del 2, 3, 4 y 5 de agosto en el que le aplicaron una dolorosa barrida a Nueva York que les permitió sacar nueve juegos de diferencia cuando bien, con otros resultados, pudieron haber quedado a solo tres. En el eventual caso de que se queden fuera de toda competencia los Mulos de Manhattan nos adelantamos a señalar que fue, entre otros, por este puntual descalabro.

Mientras los rojos no aflojan y siguen en plan ganador, los neoyorquinos más pierden que ganan, no encuentran una buena racha y en gran medida se debe a que –tal como se dijo en las predicciones de inicio de campaña– necesitaban mejorar su staff de serpentineros abridores. A esto hubo que sumar posteriormente la lesión de su gran estrella del madero Aaron Judge y a la inconsistencia defensiva del receptor Gary Sánchez, que en su regreso dejó escapar once lanzamientos en un partido, lo que significa mucho cuando un duelo se define con marcador corto.

Boston cuenta con un excelente cuerpo de lanzadores estelares, relevistas y cerradores, entre los que brillan: Chris Sale, que tiene hoja de 12 triunfos y 4 perdidos. Le siguen Eduardo Rodríguez con 12-4; David Price 14-6; Rick Porcello 16-7; y el cerrador Graig Kimbrel con 38 rescate. Si sumamos las victorias de todos sus abridores estelares llegan a 62.

Mientras que los de la Gran Manzana tienen a Luis Severino con 17-7; James A. Happ 15-6; Sonny Gray 10-8; y Masahiro Tanaka con 11-5. Su cerrador estrella es Aroldis Chapman con 31 salvados y que ahora está lesionado y recopilan 53 triunfos. Es justa la diferencia entre los serpentineros abridores de estos dos equipos y es la misma distancia que vemos en la tabla de posiciones.

La ofensiva bostoniana es poderosa y cuenta con toleteros de la talla de Mookie Betts, Julio Daniel Martínez, que al momento son los mejores bateadores no solo de su equipo sino también de las dos ligas y que por coincidencia están igualados con promedios de .335. Además, Martínez es el que comanda el renglón de jonroneros con 39 batazos de vueltas completas y es líder en carreras impulsadas con 115. Le siguen Andrew Benintendi que ha disparado 16 cuadrangulares, Xander Bogaerts con 291 de promedio y 21 bambinazos.

Septiembre, último mes de la temporada regular, muy cerca de los playoffs en el que se definen muchas cosas. En esta etapa del año los equipos confirman su clasificación, otros aún mantienen esperanzas y otros clubes que se resignan bajan la bandera de lucha y empiezan a estructurar su nómina para la próxima temporada.

Los que aseguran su paso a las finales empiezan a rotar con más espacio a sus lanzadores, darles día de descanso a los jugadores claves para evitar entrar en fatiga extrema. Pausa que no pasa de uno dos días para tampoco perder ritmo. Los que están en la lucha por clasificar no guardan nada, se esfuerzan y aprovechan todos los detalles por mínimo que parezca.

En la división central de la misma Liga Americana están punteros los Indios de Cleveland sin ningún problema y sin que nadie los acose porque el segundo está a 15,5 triunfos de distancia. En el Oeste los Astros de Houston siguen brillando, al igual que la campaña pasada, aunque muy cerca a solo tres de los Atléticos de Oakland. Por la lucha de los dos comodines están además de los Yankees y Atléticos, los Marineros de Seattle y Rays de Tampa Bay.

En donde está más pareja la disputa es en la Liga Nacional. En el grupo Este están los Bravos de Atlanta y muy cerca a 4,5 cotejos están los Filis de Filadelfia. En el Centro los Cachorros de Chicago a dos de los Cerveceros deMilwaukee y a cuatro los Cardenales de San Luis.

En la conferencia del Oeste está más cerrada la lucha. El liderato cambia cada día de acuerdo con los distintos resultados. Al momento están en lo más alto los Rockies de Colorado, a medio juego de Los Dodgers de Los Ángeles y a uno de los Cascabeles de Arizona. Entre los nombrados, en el caso que no alcancen el campeonato divisional, aún les queda la opción de capturar los dos cupos de wild card.

Con seguridad que Boston pasará la barrera de las 100 victorias y asegurará el paso a la postemporada, aun cuando faltan algo así como veinte partidos, lo que le permitirá tener la ventaja de iniciar en casa todas las series. Cifras poco usuales solo logradas por equipos legendarios que escribieron brillantes triunfos, como en 1912 que sumaron 105 triunfos que les permitió ganar la Serie Mundial de aquella temporada.

Mientras los rojos no aflojan, los neoyorquinos más pierden que ganan, no encuentran una buena racha y, en gran medida, se debe a que necesitan mejorar su staff de serpentineros abridores.

Temporada mágica de los Medias Rojas en Boston
Columnistas
2018-09-12T00:00:31-05:00
Al inicio de la campaña, los Medias Rojas tuvieron una lucha pareja con sus históricos rivales, los Yankees de Nueva York , con quienes se turnaban cada día en el liderato.
El Universo