Disfrutar y pronosticar

14 de Junio, 2018 - 00h28
14 Jun 2018
14 de Junio, 2018
14 Jun 2018

Ya estamos. Cuatro años de espera. La emoción vuelve. La fiesta, el show, los goles, los recuerdos, nuevos temas de conversación futboleros que se agregan a los ya mil veces repetidos que siempre tienen la magia de un ligero cambio de tono, de palabras, de opiniones… ¡todo …para luego esperar otros cuatro años! Y a este retorno de la emoción se agrega la hora de los pronósticos, los que ya venimos ensayando desde hace varios meses, y los que a última hora vamos afinando.

Pronosticamos sabiendo que casi siempre fallamos, porque nuestras ‘tías’ que poco se interesan y entienden de fútbol, acaban con mejores vaticinios.

Fallamos aunque hay algunas verdades casi inamovibles. Por ejemplo, que en 20 Mundiales hay apenas ocho ganadores y doce finalistas. Casi siempre los mismos, y esto no mejora con el paso del tiempo: en los últimos 10 Mundiales hay apenas seis ganadores y siete finalistas. Pero hay datos aún más dramáticos: en 14 oportunidades han estado en la final Brasil y Alemania (y se encontraron una sola vez, en Corea cuando Brasil ganó 2-0 con goles del Gordo …bueno, la revancha del 7-1 fue lapidaria!), pero si agregamos a Italia y Argentina uno de los cuatro al menos ha estado en 19 de 20 finales …solo se salva España-Holanda en Sudáfrica.

Para sus pronósticos hay que contar con esos cuatro (aunque uno de ellos no está, Italia). Y probablemente agregar una sorpresa en las semifinales como Portugal en 2006, Turquía y Corea en 2002, Croacia en 1998, Bulgaria y Suecia en 1994, Bélgica en 1986.

¿Sorpresa en 2018? ¿Otra vez Bélgica como hace 32 años? ¿Croacia como hace 20? ¿Hay más…? Para la emoción hay un espacio enorme, para los pronósticos no tanto. (O)

Disfrutar y pronosticar
Columnistas
2018-06-14T12:58:16-05:00
El Universo