River Plate, ‘máquina’ de hacer fútbol

‘Máquina’ de hacer fútbol
‘Máquina’ de hacer fútbol
Félix Loustau (d), genial puntero izquierdo de River Plate. La Máquina quedó “emparentado con la belleza”, dice El Gráfico. Archivo
29 de Marzo, 2015
29 Mar 2015

En el 2011, en plena euforia mundial por el fútbol vistoso del FC Barcelona de Josep Guardiola –la consigna primordial era “dar espectáculo, agradar a la gente. La clave no es ganar siempre, sino cómo ganas”–, coleccionista de títulos con un cautivador estilo ofensivo (catorce coronas de 19 posibles en cuatro temporadas), Alfredo Di Stéfano polemizó al decir que el azulgrana “es un gran equipo, sí; pero el mejor de la historia es la Máquina de River Plate”.

La legendaria Saeta Rubia no puso en el nivel de River ni siquiera al célebre Real Madrid, con el que ganó cinco veces la Copa de Europa (ahora llamada Liga de Campeones) entre 1956 y 1960. Con Di Stéfano concordó Renato Cesarini, otro argentino que se convirtió en mito en Juventus: “River fue el mejor equipo que se pudo construir, una verdadera obra maestra”.

El diario español Marca se hizo eco de la opinión de Di Stéfano: “La Máquina solo tuvo 18 partidos para demostrar su perfecto engranaje. Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau apenas coincidieron en una veintena de partidos. Suficiente para dejar huella. La más grande en la historia de River”.

Flashback se llama una sección de la revista El Gráfico que explica que “en la década de los 40 River tuvo el que fue, para muchos, el mejor equipo de la historia del fútbol argentino. El apodo nació de la sincronización matemática con la que se movía su mítica delantera”.

El sobrenombre que inmortalizó a los cinco atacantes riverplatenses fue autoría de Ricardo Lorenzo, periodista de El Gráfico, quien escribía con el seudónimo de Borocotó. En una crónica de un partido ganado a Chacarita 6-2, en junio de 1942, dijo de River: “Jugó como una máquina el puntero”.

Ese River se anticipó a su tiempo con “su fútbol de desborde y velocidad, cimentado en el juego de toque y constante movilidad sentó las bases de lo que hoy se conoce como el fútbol moderno”, según Marca.

Carlos Peucelle, el DT padre de la Máquina, explicó: “En ese equipo se dio una conjunción casi mágica de futbolistas excepcionales que lograron la armonía que solo se consigue jugando juntos con frecuencia”.

Pero tal vez la importancia principal de la Máquina radicaba en un aspecto táctico del que fue precursora. “Todos hacían todo. Entraban, salían, tocaban y devolvían. Cambiaban de posiciones con una sincronización matemática. Una idea ancestral del fútbol total de la Holanda de (Johan) Cruyff. Una muestra de que la Máquina hizo escuela rompiendo los moldes de su contexto histórico”, estimó el periodista argentino Pablo Ramírez. (D)

2 figuras en Guayaquil
De la línea de ataque de River Plate, dos de sus estrellas jugaron en la Copa América de 1947 que se coronó campeona en el Capwell: José Manuel Moreno y Félix Loustau.

River Plate, ‘máquina’ de hacer fútbol
Fútbol
2015-03-29T02:29:27-05:00
[VIDEO] River Plate, en la mejor versión de su historia, antecedió al fútbol total de la Holanda de Cruyff.
El Universo

Lo más leído