Ángel Ceccardi, 62 años después

Ceccardi, 62 años después Ceccardi, 62 años después Ceccardi, 62 años después
Ceccardi, 62 años después
MENDOZA, Argentina. Ángel Ceccardi, de 87 años, revisa su pasado en el libro Historia del fútbol guayaquileño. El argentino (d), con la camiseta de Patria, antes de un juego en el estadio Capwell, en 1952, recuerda su paso por el balompié ecuatoriano. Cortesía
Ceccardi, 62 años después
Argentinos de Patria en 1952: Arriba: Marcos Cousin (i), Cayetano Frascione y Rodolfo Bores. Abajo: Carlos Orlandelli (i), Carlos Infantino, Ángel Ceccardi y Luis Sansón.
Ceccardi, 62 años después
Ángel Ceccardi (i), Inocencio Rastelli (de Racing), Rodolfo Salatino y Noberto Méndez (Racing) antes de un amistoso de Patria en el Capwell, en 1952.
Ricardo Vasconcellos Figueroa
11 de Mayo, 2014
11 Mayo 2014

Más de seis décadas después de su gran aventura por tierras guayaquileñas, en el clima templado de Mendoza (Argentina) que él transformó en su residencia al volver de Chile, Ángel Ceccardi, entre rondas de mate, evoca su paso por el Club Sport Patria en los primeros años de nuestro profesionalismo.

Nacido en Floresta, capital federal, se inició temprano en el fútbol y desde los 15 años militó en divisiones menores, reserva y primera de Ferrocarril Oeste, tras pasar por varios equipos barriales. Empezó como alero derecho, pero luego jugó en los tres puestos centrales del ataque. Entre sus compañeros Ceccardi recuerda a Ernesto Gutiérrez, figura en Racing, y Roberto Resquín, quien luego destacó en San Lorenzo.

Militaba en Atlético Excursionista en medio de un dilema: dedicarse al teatro o seguir en el fútbol, sus dos pasiones. A fines de 1951 lo pretendían varios clubes de Buenos Aires cuando se encontró con dos amigos que habían actuado en Independiente y jugaban en Guayaquil, para el Patria: Rodolfo Bores y Marcos Cousin. Le dijeron que el cuadro porteño necesitaba un refuerzo y convencieron a Ceccardi para incorporarse al elenco patricio.

“Llegué un 17 de mayo de 1952 y todavía conservo el boleto de (la aerolínea) Panagra. No fue difícil adaptarme pues tuve muchos compatriotas y futbolistas guayaquileños que fueron muy buenos amigos. Jugué de interior derecho o izquierdo (número 8 o 10) y centrodelantero. No tenía una gran talla, pero era hábil para ubicarme en el área y cabecear. En Patria marqué 12 goles, muchos de cabeza”, recuerda Ceccardi.

Patria fue subcampeón de la Asoguayas aquella temporada, como escolta del Norteamérica. Su delantera la integraban Mario Saeteros, jovencito llegado del Chacarita, del barrio de La Victoria; Ceccardi, el uruguayo Hortensio Patrullero González y Carlos Orlandelli o Luis Alberto Sansón y otro chiquillo porteño: el recordado Gereneldo Triviño. En la medular alineaban los argentinos Rodolfo Salatino y Cousin, acompañados del nacional Héctor Rengifo. Atrás defendía la valla del albiceleste Cayetano Frascione y en la defensa Bores –otro gaucho inolvidable– y un joven recio, pero eficiente: Pepe Parreño.

Ceccardi tiene recuerdos imborrables de Guayaquil: el calor que le provocaba deshidratación y pérdida de peso tras jugar. “Siempre iba a Playas invitado por Cousin que había alquilado una casa. El mar siempre fue una obsesión, pero le tenía respeto”.

Grandes duelos pueblan la mente de don Ángel: “Tuve la suerte de jugar ante River Plate y que Néstor Raúl Rossi formara con nosotros en Patria (como refuerzo). Imagínese, yo junto a Rossi, Ángel Labruna, Walter Gómez, Félix Loustau. También enfrentamos a Racing y me reencontré con grandes amigos: Ernesto Gutiérrez, Manuel Blanco, Inocencio Rastelli y el gran Norberto Tucho Méndez. Otro choque que recuerdo fue ante el Sevilla, de España, en el Capwell. Y un Patria-Emelec llamado ‘el partido del año’. Lo ganamos 5-2 y anoté dos veces”, recuerda.

Sobre las figuras que rememora sobresalen “Daniel Pinto, de Norte; era un gran jugador, gambeteador, técnico, muy hábil. De mis compañeros no olvido al decidido y veloz Mario Saeteros, que entonces era un pibe. Hablé por teléfono con él después de 60 años y me emocioné. En general podría decir que en Guayaquil vi buen fútbol. El jugador porteño trataba muy bien la pelota”.

Luego de Patria, Ceccardi fue a Magallanes, de Chile, y en 1960 se retiró en Mendoza. “Guayaquil fue una linda experiencia, me trataron siempre muy bien y, pese al tiempo pasado, no olvido a mis compañeros”, dice Ceccardi.

16
De julio de 1952

En esa fecha el Sevilla fue el primer equipo español que jugó en Ecuador. En el Capwell venció 2-1 al Patria. Ángel Ceccardi alineó en ese amistoso por el cuadro local.

Ángel Ceccardi, 62 años después
Fútbol
2014-05-11T08:38:13-05:00
Jugó en partidos memorables, en el Capwell, contra River Plate, Racing y el Sevilla, de España.
El Universo

Lo más leído