David Samaniego Torres
Me propuse ver por televisión el desempate entre Boca y River. Era la anunciada final de la Copa Libertadores. El buen fútbol me encanta; por desgracia, en Ecuador, es difícil pescar un encuentro de calidad. Abrí el canal 610 a las catorce horas del sábado 24 de este mes. Los animadores, narradores, comentaristas...
Recuerdo a Bolívar con su espada, su decisión y bravura para libertar pueblos y sepultar atropellos. Bolívar, el grande –manoseado por inescrupulosos revolucionarios–, debe ser redimido. La espada es nuestra, nos pertenece. Quiero contarles algunas de las cuitas que me aquejan; no me quitan el sueño, pero...
Pensar no hace daño, juzgar tampoco. En época pretérita reciente era por demás arriesgado hacer públicos ciertos juicios de valor: se había declarado la guerra a las mentes disidentes. Hoy vivimos una ‘calma chicha’: si bien la Ley de Comunicación no ha cambiado, como debe hacé...
Al cerrar nuestros ojos para siempre –de regreso al Creador, los creyentes– queda para la posteridad ubicarnos en casilleros no prescritos. Para algunos habremos sido unos farsantes; quizá crédulos, soñadores, buena gente; conquistadores para otros; tal vez luchadores, visionarios, emprendedores, innovadores, no lo...
Dos semanas atrás, con ocasión del fallecimiento de la doctora Aracelly Consuegra de Ortiz, extraordinaria maestra, escribí en esta columna algunos párrafos sobre la importancia de aquellas vidas consagradas a la educación: los maestros por vocación. Tuve una respuesta generosa de los lectores de esta...
Por un tiempo –a no ser que las circunstancias obliguen– quiero que estas líneas sirvan para desintoxicarnos del diario acontecer. El manejo judicial y político de los malhadados acontecimientos de la década malgastada me causa repulsión. Mientras el ladrón rural o del suburbio en contadas horas...
Vivir sin pensar es un riesgo, un salto al vacío. Acontecimientos que nos estremecen, entre ellos la muerte, nos obligan a reflexionar, a hilvanar ideas más allá de lo contingente. Los meses ya vividos del 2018 se llevaron a la eternidad a personas muy cercanas a nuestras vidas: familiares íntimos, artistas,...
‘Tomar al toro por los cuernos’ es una popular expresión que hace referencia a enfrentarse a una situación complicada con decisión y de forma inmediata, asumiendo las consecuencias que la misma pueda conllevar’. Quienes alguna vez estuvimos frente a un astado, por pequeño o joven que haya sido, sabemos...

Páginas