Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

      • Guayaquil
30 de Marzo, 2018 - 18h39
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Julio Suárez participó de la procesión de Cristo del Consuelo lleno de esperanza para pedir por su salud. Hace seis años perdió la pierna izquierda por la diabetes. El hombre tenía una imagen de Cristo colgado en el cuello.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23163837.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Tito Chancay, albañil manabita que reside en Puertas del Sol, vía a la costa, acudió en ayunas a la procesión del Cristo del Consuelo y pidió a Dios por trabajo, por la salud de su hija que nació con hidrocefalia. “Quiero seguir luchando por ella, otros hijos y esposa”, expresó.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23165495.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Blanca Lobato lloró al contar que sufre de dolores en las rodillas y que desde hace 15 años empezó a sufrir de vitiligo. Ella no solo pidió ayer en la procesión del Cristo del Consuelo por su salud, sino porque el país se supere en la parte económica.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23163580.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Miguel Mejía cargó una cruz durante la procesión que empezó en el recinto San Gabriel y concluyó en la cabecera cantonal de Daule. Fue la ocasión 26 de llevar a cuestas el madero. Es ingeniero agrónomo y tras divorciarse se fue a vivir a su finca en Pascuales, solo.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23165772.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Lili Mercado de Cruz, activista afroecuatoriana residente de la cooperativa Madrigal de la Isla Trinitaria, caminó cargando un pesado Jesús crucificado. Agradeció salvarse del cáncer de ovarios que padecía. Además pidió por la inclusión de los jóvenes afro.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23166211.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Carlos (d) y María Rodríguez (c) son esposos y desde hace 14 años participan de la romería del Cristo del Consuelo. Ella agradeció por su hermana que tuvo un bebé, pese a tener problemas para concebir y su esposo ya consiguió trabajo. Él oró por los jóvenes en vicios.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23164572.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Feliciano Rodríguez acudió con su nieto en brazos al Viacrucis de la Esperanza, que recorrió cinco kilómetros de la vía a Daule. Él está en silla de ruedas debido a la amputación de la pierna derecha por la diabetes. Feliciano fue a agradecer por estar con vida.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23164901.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Margoth Zambrano, de 74 años, caminaba despacio con una imagen del Cristo en la cruz. Estaba en ayuno y a pesar de padecer de mala circulación hizo el esfuerzo de recorrer más de 4 km en la procesión de la Trinitaria para pedir la curación de un cálculo en la vesícula.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23165917.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Blanca Criollo caminó descalza en la procesión de Nobol, de casi 6 kilómetros. Pidió a Dios por la salud de su familia, en especial por la una hermana que debe someterse a una cirugía en la nariz, además por sus hijos, para que estos dejen el alcohol.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23165842.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Ana María Solano oró ayer afuera de la Catedral por la paz en la frontera norte y por la salud de su madre. Su hermano menor es militar y está asignado a una zona cercana a Mataje. Ella contó que su madre debido a las noticias de la semana anterior está delicada de salud.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23164512.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas

Julio Chancay asistió sin familiares a la procesión del Cristo del Consuelo. En el rezo del rosario se le unieron feligreses. Desde que hace un año murió su esposa, enferma de diabetes, y su hijo se hizo evangélico, él va solo. Aferrado a su fe, oró por su salud y la de su familia.

https://www.eluniverso.com/sites/default/files/fotos/2018/03/data23161221.jpg
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
Diversos rostros de fe, esperanza y agradecimiento en caminatas
2018-03-30T18:39:43-05:00
Pedidos de fieles se concentraron en salud personal o familiar, en hijos libres de drogas, etc.
El Universo

Más fotogalerías