Lunes 29 de abril del 2013 Gente

Tras una década, Thalía vuelve a México

EFE | MÉXICO



CIUDAD DE MÉXICO. Thalía durante su presentación el pasado viernes en el Auditorio Nacional de la capital mexicana.

CIUDAD DE MÉXICO. Thalía durante su presentación el pasado viernes en el Auditorio Nacional de la capital mexicana.

La emoción de volver a casa y reencontrarse con su “gran familia” mexicana, después de una década, llevó a Thalía al borde de las lágrimas.

No hubo palabras para expresar la felicidad que le provocaba romper el silencio con sus adeptos, aquellos que hace años la vieron partir de su país natal para crecer y convertirse en una mujer, y que la noche del pasado viernes, después de una larga espera, la recibían con los brazos abiertos.

“¡Qué bendición estar aquí! Estoy realmente emocionada y muy orgullosa de poder compartir con ustedes esta noche mágica. ¡Seamos libres esta noche! ¡Hagamos a un lado la angustia y vivamos!”, dijo Thalía a las 10.000 personas que se reunieron esa noche en el Auditorio Nacional de la capital mexicana para ser testigos del regreso de la diva mexicana a su país.

El primero de los dos conciertos que ofreció el pasado fin de semana en la Ciudad de México como parte de ¡Viva! Tour, la primera gira de Thalía en casi una década después de su High Voltage Tour, del 2004, se convirtió en un momento inolvidable para la cantante de diminuta cintura y rostro angelical, y para sus seguidores.

Ataviada con un vestido blanco y brillantes lentejuelas, Thalía inició la velada con la canción Atmósfera, a la que le siguieron Qué será de ti, Tómame o déjame y Habítame siempre, que da título a su más reciente trabajo discográfico y el que dedicó a su madre, Yolanda Miranda, fallecida en el 2011.

Además de su hermana Ernestina Sodi, la intérprete de 41 años estuvo acompañada por algunos amigos y colegas que la han apoyado en diferentes etapas de su carrera musical y de su vida personal: Yuri, Leonel García, Érik Rubín, Samo y Jesús Navarro –vocalistas de Camila y Reik, respectivamente– con quienes Thalía compartió el escenario.

Los primeros invitados en subir al escenario fueron Leonel García, Samo y Jesús, con quienes la llamada Reina de las telenovelas cantó el bolero Con los años que me quedan, interpretado originalmente por la cantante cubana Gloria Estefan.

Más tarde llegaría Yuri, con quien Thalía interpretó una versión rockera de la canción Mujeres, original del guatemalteco Ricardo Arjona, y con el que ambas realizaron un sentido homenaje a todas las féminas. “Te mereces cada aplauso, cada grito, cada muestra de amor esta noche. Me da mucho gusto estar aquí, compartiendo con la cantante mexicana más importante”, dijo Yuri a su colega, mientras esta se inclinaba hacia ella como señal de respeto y agradecimiento.

En las pantallas colocadas detrás y a los costados del escenario se proyectaron imágenes de mujeres que han escrito una página en la historia, tales como Frida Kahlo, Hillary Clinton, la princesa Diana de Gales, Eva Perón, Michelle Bachelet, Marilyn Monroe y María Félix.

El tercer invitado fue el músico Érik Rubín, excompañero de Thalía en la desaparecida agrupación Timbiriche, con quien la también empresaria cantó a dúo La apuesta.

Los recuerdos de su faceta como actriz también llegaron. Thalía dedicó una parte de su concierto a cantar los éxitos de las telenovelas que la proyectaron como una estrella de la televisión mexicana hace más de dos décadas, entre ellos Quinceañera, María la del barrio, Marimar y Rosalinda.

Tras su paso por México y Estados Unidos se espera que ¡Viva! Tour llegue en los próximos meses a Sudamérica, aunque aún no hay fechas.

Enlace corto: