El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, inició hoy una gira por América Latina para promover la reforma de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y buscar apoyo en la disputa de su país con la petrolera Chevron.

Patiño comenzó su viaje en México y también visitará Chile, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Haití y Venezuela, entre otros países, según dijo la Cancillería en un comunicado divulgado hoy.

Su gira es previa a una reunión sobre los cambios propuestos en la CIDH, que tendrá lugar el próximo 8 de marzo en la localidad ecuatoriana de Guayaquil, en la que participarán los países que han ratificado la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, también conocida como Pacto de San José.

El Gobierno ecuatoriano ha sido muy crítico de la CIDH, un organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que vela por la defensa de los derechos humanos en el continente.

Publicidad

El presidente del país andino, Rafael Correa, ha dicho que la Comisión está "absolutamente tomada por la visión anglosajona de derechos humanos".

En cambio, algunas organizaciones civiles han denunciado que las reformas que impulsa Ecuador son un intento de limitar la autonomía de la CIDH, después de que hiciera pronunciamientos que han desagradado a su Gobierno.

Durante su viaje, que durará hasta el martes, Patiño tratará con sus homólogos latinoamericanos sobre la financiación "adecuada" del sistema interamericano de derechos humanos y su transparencia, así como la meta de alcanzar la "universalidad" del Pacto de San José.

Estados Unidos no ha ratificado esa convención, por lo que Ecuador ha pedido que la sede de la OEA salga de Washington.

El canciller ecuatoriano promoverá en las capitales latinoamericanas las recomendaciones sobre la reforma de la CIDH que aprobaron los cancilleres en la Asamblea General del pasado junio en Cochabamba (Bolivia), según el comunicado.

En opinión del Gobierno de Ecuador, ese documento debe ser la base de la reforma que suscribirán los ministros en la próxima asamblea, que tendrá lugar el 22 de marzo en la OEA.

Publicidad

Por su parte, la CIDH publicó el pasado 15 de febrero un proyecto para su propia reforma que confía en aprobar antes de ese encuentro.

El otro objetivo de la gira de Patiño es explicar a sus anfitriones el proceso que sigue Chevron contra el Gobierno de Ecuador en un tribunal arbitral de la ONU, según el comunicado.

Ese panel determinó a principios de febrero que Ecuador incumple leyes internacionales "al no haber impedido" la ejecución de un fallo contra la petrolera que le obliga a pagar 19.000 millones de dólares por un caso de contaminación en la Amazonía.

La cancillería aseveró que con ese proceso "se pretende que el Ecuador sea declarado responsable por los daños ambientales" supuestamente ocasionados por Texaco, posteriormente adquirida por Chevron.

Correa dijo el martes que su Gobierno no puede frenar la ejecución de la condena y llamó a América Latina a responder de forma conjunta en este caso.

"Como no se puede hacer eso, suspender la sentencia, peor por parte del Presidente, ya nos amenazan con que nosotros vamos a tener que pagar la defensa de Chevron, de todo lo que se ha condenado a Chevron será el Estado el que tendrá que responder", afirmó el mandatario.

Chevron, en cambio, acusa al Gobierno de Ecuador de violar el derecho internacional y su tratado de inversiones con Estados Unidos.