Los intentos para salvarlo

El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy. El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy. Visolit realiza la limpieza de las aguas del manglar todos los días. El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy. La contaminación de aguas negras, basura y restos de comida.
El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy.
El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy.
El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy.
El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy.
Visolit realiza la limpieza de las aguas del manglar todos los días.
Visolit realiza la limpieza de las aguas del manglar todos los días.
El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy.
El Municipio recoge 390 toneladas de basura al mes. Actualmente construyen el parque lineal Kennedy.
La contaminación de aguas negras, basura y restos de comida.
La contaminación de aguas negras, basura y restos de comida.
29 de Noviembre, 2012
29 Nov 2012

Desde el 2002, el Municipio y el Ministerio del Ambiente (MAE) trabajan por recuperar el estero Salado. Diez años después se evidencian ciertos cambios, aunque el proceso no es fácil y toma tiempo.

Los cambios son lentos, ejemplo de ello se da en Urdesa norte y Kennedy norte, donde hace un año y siete meses el MAE instaló dos bombas para oxigenar el estero cerca del puente ecológico. Valeria Vaca, quien vive cerca, dice que “antes cuando pasaba por ahí olía bastante feo, ahora ya no mucho”; sin embargo, en ciertas horas el hedor se percibe con intensidad. También hay cambios físicos, pues el Municipio le ha dado fines recreativos a las áreas regeneradas como el parque lineal en la av. Carlos Julio Arosemena, donde se realizan paseos en lancha y canotaje. Actualmente se construye el parque lineal Kennedy (norte).

Los esfuerzos por rescatar el estero empezaron en el 2000, cuando el Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) realizó un estudio durante dos años que determinó que la vida acuática y el oxígeno eran nulos.

Antecedentes
En las décadas del cincuenta y sesenta, con el incremento de las zonas urbanomarginales, se agudizó la contaminación del agua del estero, ya que se usaron áreas de manglar con malos rellenos para construir casas endebles. Estos asentamientos depositaban los desechos en el estero, además de que la canalización de aguas servidas y lluvias desembocaba en el estero.

En los años ochenta se determinó que las aguas negras que iban al estero no eran arrastradas al mar, sino que se quedaban condensadas en el manglar. De hecho, el estudio del Inocar encontró concentraciones de mercurio y plomo en los sedimentos del Salado acompañados de bacterias coliformes fecales.

La contaminación es similar en todos los tramos del estero, pero el Inocar y el Instituto Nacional de Pesca determinaron que los sectores más afectados son: Urdesa, Kennedy, Miraflores, puentes 5 de Junio, de la calle 17 y de la A, y la Universidad Estatal.

En estas condiciones, el Inocar propuso tres proyectos para restaurarlo. El primero se basó en catalizar las reacciones químicas a través de enzimas en el lodo; el segundo consistió en combatir las sustancias nocivas con bacterias; y el tercero, en la superoxigenación a través de bombas. Los dos primeros a cargo del Municipio y el tercero, del Ministerio del Ambiente.

Además de estos, el Inocar determinó que era indispensable interceptar las descargas, reordenar las riberas y recolectar desechos flotantes.

Acciones
El director de la Dirección de Medio Ambiente del Municipio, Camilo Ruiz, explicó las acciones que se realizan. La primera es interceptar las descargas domésticas e industriales con la instalación de ramales, redes matrices y nueve estaciones de bombeo en el Guasmo oeste. “El Municipio dotó de infraestructura de alcantarillado sanitario a 600 mil guayaquileños, lo cual sumado a los nuevos ramales y un colector matriz sirven a 200 mil habitantes de las laderas del cerro de Mapasingue. Esto ayuda a interceptar las descargas de aguas residuales tanto domésticas como industriales. También se ha dotado con alcantarillado a la isla Trinitaria”, señaló Ruiz.

La segunda, la recolección de desechos sólidos flotantes y en riberas, está en manos de la compañía de limpieza Visolit S.A. “A este proyecto se incorporaron –a partir de agosto del presente año– una barcaza automatizada, un campamento que cuenta con un sistema industrial de trituración de basura, taller de mantenimiento, un sistema de bandas automáticas de recolección y almacenamiento temporal, rastreo satelital de embarcaciones y vehículos terrestres y más contenedores de acopio”, agrega.

Los resultados obtenidos en el 2009 mostraron el aumento del 25% en la capacidad de recolección de desechos. Según Ruiz, actualmente se retiran 390 toneladas de basura al mes.

Otro proyecto es el de la regeneración urbana a través de la construcción de parques lineales en zonas de riberas del estero. “A través de esta regeneración se han interceptado las descargas de aguas residuales domésticas”, señala Ruiz, quien añade que la construcción de parques, además de ser obras de carácter recreacional, crea un límite en la ribera que impide que se acceda sin control a los cauces y se sigan expandiendo asentamientos informales.

“Las obras de restauración por parte del Municipio tienen un costo de 12 millones por los siete años que durará la regeneración del estero”, comenta Ruiz.

Guayaquil ecológico
En un año y siete meses, la oxigenación por parte del MAE ha alcanzado el 70% de la meta establecida, que consiste en mantener el oxígeno sobre los 2 mg/l (miligramos por litro), asegura Nelson Zambrano, subsecretario de Gestión Marina y Costera.

En la estación 1, ubicada en la Kennedy, cerca del puente ecológico, el nivel de oxígeno es de 1,49 mg/l (miligramos por litro), y en la estación 2, en Urdesa norte, cerca de la Posada de las Garzas, es de 1,70 mg/l. Antes del inicio del proyecto el nivel de oxígeno era de 0 mg/l. “Aún no se ha llegado a niveles óptimos (5mg/l) debido a que la técnica se aplica en un sistema abierto vulnerable a descargas industriales y domésticas diarias”, dice.

Con la oxigenación disminuyen los hedores. Gabriela Baquerizo, moradora de Circunvalación sur, cuenta; “Algo ha mejorado, pero sigue siendo insoportable, sobre todo cuando baja el nivel del agua y hace mucho sol”. Para César Nacipucha, paseador de perros en Urdesa norte, y Andrea Guerrero, vecina del sector, el mediodía es cuando el hedor es más fuerte. “Ahora el olor se siente mucho menos, pero aún veo basura por ahí”, cuenta Guerrero. Otro objetivo es que el estero sea habitable para especies de flora y fauna.

Las máquinas trabajan hiperoxigenando el agua que llega hasta un reactor las 24 horas toda la semana. En este proceso el nivel de oxígeno disuelto en el agua aumenta hasta 25 y 30 mg/l. Al devolverla al estero, los niveles bajan.

El Municipio trabaja a la par de la oxigenación, reubicando a 5.000 familias que viven en los márgenes del estero. Además se hacen campañas de educación ambiental. En tres años, el MAE aspira a declarar al estero libre de contaminación.

Recomendaciones
“Lo que se está haciendo ayuda, pero es una mano de maquillaje al problema real que es la eliminación de aguas residuales industriales y domésticas”, manifiesta la bióloga Nancy Hilgert. Para ella es importante que se fortalezca la legislación que sanciona a través de multas o la clausura de esas entidades a quienes descarguen efluentes que no cumplen con las normativas. “El agua debe devolverse al estero tan limpia que pueda ser bebible”, expresa.

El ingeniero ambiental Virgilio Benavides considera que ninguna actividad de rescate es permanente si no hay control en las descargas. “Ya se ha hecho de todo, pero si no se corta la cantidad de contaminantes que actúan las 24 horas del día, es difícil parar la degradación permanente del estero, supera cualquier intento”. Añade que hace falta una legislación más agresiva.

Inés Manzano, abogada ambientalista, recomienda tomar acción inmediata en la eliminación de las descargas, la integración de los ciudadanos a todas las acciones y obras que se desarrollen para disminuir los aportes contaminantes, así como monitoreos periódicos para determinar la contaminación del agua y los sedimentos. Las acciones deberán complementarse, añade, con programas de investigación aplicada que tengan como objetivo mejorar la calidad de agua.

4
Máquinas oxigenan los ramales al norte y sur de guayaquil

70
Km lineales recorre el estero en la ciudad. el proyecto de oxigenación cuesta $ 500.000

12
Millones es el costo aproximado que el municipio tiene invertido en sus proyectos para la restauración del estero salado. el costo implica los siete años que durará el proyecto

“Ya no apesta como antes, hace más de un año se percibe diferencia. Antes era una pestilencia al mediodía por el sol y en la noche con el viento”.
Tomás Carvo
Vecino de Urdesa norte.

“Siempre paso por este parque, hace unos dos meses que ya no huele tan mal, está más fresco. Antes casi no daban ganas de salir”.
César Nacipucha
Paseador de perros del sector.

Los intentos para salvarlo
Gran Guayaquil
2012-11-28T09:29:29-05:00
El Universo

Lo más leído