Evacuados y miles de aves muertas por incendio forestal en Quito

QUITO. Un incendio casi afecta ayer a cinco casas situadas en una loma. El viento facilitó la propagación de las llamas. QUITO. Otro incendio, en el sector de El Madrigal, casi afecta ayer a cinco viviendas ubicadas en la cima de una loma. PUEMBO, Pichincha. Obreros, militares y bomberos ayudaban a combatir el incendio forestal que se produjo en este sector y que hasta la tarde de ayer no era controlado. PUEMBO, Pichincha. El incendio forestal en esta parroquia de Quito consumió galpones con 10 mil aves de la empresa Pronaca.
QUITO. Un incendio casi afecta ayer a cinco casas situadas en una loma. El viento facilitó la propagación de las llamas.
QUITO. Un incendio casi afecta ayer a cinco casas situadas en una loma. El viento facilitó la propagación de las llamas.
QUITO. Otro incendio, en el sector de El Madrigal, casi afecta ayer a cinco viviendas ubicadas en la cima de una loma.
QUITO. Otro incendio, en el sector de El Madrigal, casi afecta ayer a cinco viviendas ubicadas en la cima de una loma.
PUEMBO, Pichincha. Obreros, militares y bomberos ayudaban a combatir el incendio forestal que se produjo en este sector y que hasta la tarde de ayer no era controlado.
PUEMBO, Pichincha. Obreros, militares y bomberos ayudaban a combatir el incendio forestal que se produjo en este sector y que hasta la tarde de ayer no era controlado.
PUEMBO, Pichincha. El incendio forestal en esta parroquia de Quito consumió galpones con 10 mil aves de la empresa Pronaca.
PUEMBO, Pichincha. El incendio forestal en esta parroquia de Quito consumió galpones con 10 mil aves de la empresa Pronaca.
5 de Septiembre, 2012
5 Sep 2012


QUITO.- Bomberos de Cayambe e Ibarra llegaron para cooperar a combatir el incendio forestal que deja pérdidas materiales, desesperación y temor entre los moradores de varios sectores de la parroquia Puembo, al nororiente de Quito, donde ocurrió la tragedia.

Los bomberos trabajan abriendo trochas para evitar que el fuego se extienda cerca de áreas habitadas y evitar evacuaciones, aunque por la ladera de Guambi, donde se produce al momento el fuego, es una área que está deshabitada.

Pese a que el fuego fue reportado oficialmente el lunes pasado a las 08:00, habitantes de la parroquia aseguraron que este se inició la tarde del domingo en una ladera del barrio Mangahuantág.

De ahí las llamas se propagaron rápidamente. El pasto seco y los fuertes vientos facilitaron que, en cuestión de horas, el fuego devastara la vegetación de la quebrada Guambi, que separa a Puembo de Tababela.

Pero otro incendio también se registró ayer, en el sector de El Madrigal, en la autopista General Rumiñahui. El siniestro puso en peligro casas, y los moradores, con mangueras y baldes de agua, intentaban controlar el fuego, que también se expandía por los fuertes vientos.

La llegada de dos motobombas de los Bomberos permitió extinguir las llamas cuando se acercaban a dos viviendas.

En Puembo, la noche del lunes, el fuego llegó hasta una granja avícola de la empresa Pronaca, lo que obligó a la evacuación de sus trabajadores, que resultaron ilesos.

No sucedió lo mismo con las aves que se encontraban dentro de dos de los 50 galpones que tiene la empresa, la que informó que el incendio mató a 10.000 aves. Este suceso tendría un impacto en la producción de huevos, que disminuiría entre un 10% y 15%.

Ayer Luis Guala llegó a las 10:00 hasta su parcela de papas ubicada en San Luis. Con indignación vio cómo se había consumido prácticamente toda la montaña, menos sus sembríos.

A pocos metros de su terreno, 50 bomberos, ayudados por 35 militares y trabajadores de Pronaca, seguían luchando ayer contra el fuego. Utilizaban seis motobombas y tanqueros privados, cargados con agua.

“Hasta la madrugada (de ayer) teníamos controlado el incendio, pero los cambios de viento han reavivado las llamas y la tarea parece imposible”, dijo el suboficial Mario Lemos, del Cuerpo de Bomberos.

Desde el aire, el helicóptero de Aeropolicial cada cinco minutos lanzaba considerables cantidades de agua, que se perdían entre las llamas.

Días atrás, el Cuerpo de Bomberos de Quito informó que solo entre junio y agosto se registraron 1.265 incendios forestales, lo que en total sumaban unas 564 hectáreas de terreno afectadas. Pero en Puembo aún se desconoce la extensión que resultó con daños.

Los bomberos sospechan que la mayoría de siniestros son provocados intencionalmente y otros se producen por la negligencia de personas que buscan quemar pequeñas zonas de sembríos, y que luego no pueden controlar el fuego. Solo el lunes se registraron catorce incendios en Quito.

Evacuados y miles de aves muertas por incendio forestal en Quito
Ecuador
2012-09-05T12:47:49-05:00
El Universo