Cuestionamientos por obras en bosque protector Estero Salado



Área del bosque protector de Kennedy norte donde se construye el parque lineal. 

 En el parque se hará una caminera de 2,50 metros lineales.


Área del bosque protector de Kennedy norte donde se construye el parque lineal.
Área del bosque protector de Kennedy norte donde se construye el parque lineal.


 En el parque se hará una caminera de 2,50 metros lineales.
En el parque se hará una caminera de 2,50 metros lineales.
27 de Agosto, 2012
27 Ago 2012

El común sonido del trinar de los pájaros en un tramo del bosque protector Estero Salado, en Kennedy norte, se confunde en los últimos días con las paladas de los obreros de una contratista municipal que construye un parque lineal en el sector.

Esta obra fue solicitada por el Comité de Kennedy norte, que tras dos años de gestión logró que se incluya la obra en el presupuesto municipal, según explicó su presidente, Tyrone Portero. Él contó que en el 2010 hicieron una minga y comprobaron la necesidad de un mantenimiento periódico.

“Hay árboles que están enfermos, creo que el Municipio tiene que hacer algún tratamiento para recuperarlos”, expresó.

La obra comprende una plazoleta, área de aeróbicos, mirador, pileta, camineras, juegos infantiles, jardinera y baños.

Sin embargo, hay otros habitantes del sector que discrepan con el tipo de obra que se ejecuta, pues creen que no está acorde a un área protegida. Ese es el caso de Ramada Luvsik, quien habita a una cuadra de dicho bosque.

Entre las sugerencias de esta ciudadana están que se ocupen lo menos posible elementos convencionales y se reemplacen por materiales autosustentables, se mantenga sin cerramiento y en lugar de guardianía privada se incorpore un guardabosques para su cuidado.

Según ella, los materiales que compondrán el parque en 10 años podrían estar deteriorados y generarán gastos de mantención, mientras que el valor del bosque no se deprecia sino más bien va en aumento con el paso de los años si se sabe cuidar.

Su amigo Francisco Rodríguez, quien vive en una zona cercana (Urdesa norte) está preocupado porque cree que el ecosistema no pertenece a un barrio sino a todos y teme que se llegue al extremo de talar árboles en el parque.

“En realidad si se quiere recuperar el estero no creo que el enfoque sea ese, de controlarlo de esa manera sino plantear otro tipo de soluciones más viables para todos”, indicó Rodríguez, quien sostiene que con un cerramiento no se podrá hacer picnics o descansar en el césped como ocurría hasta hace poco.

A criterio de Sara Rodríguez, es imposible que se haga la obra planificada sin talar árboles.

En días pasados visitaron los trabajos lo que generó sus dudas, por lo que planean un plantón pacífico el próximo 31 de agosto. También ha habido manifestaciones a través de las redes sociales, como es el caso del grupo Amigos del Estero.

Portero, como dirigente barrial, sugiere que quienes estén en desacuerdo consulten detalles de la obra a la contratista o al Cabildo y que el parque es preferible al estado de abandono en que estuvo por años.

“Están defendiendo que el bosque siga como estaba. Pero es un basurero, los árboles están muriendo, el estero está podrido, no sé qué defienden”, dijo.

El gerente de la fundación Guayaquil Siglo XXI, Wilfrido Matamoros, indicó que hay varios árboles afectados por una plaga de comején, la cual podría propagarse a los demás, por lo que tratarán de preservarlos a todos, pero si hay alguno muy afectado un agrónomo analizará si es necesaria su tala.

El funcionario recalcó que hasta ahora no han ordenado la medida, pero depende de la Dirección municipal de Medio Ambiente una decisión.

Matamoros dijo que los ciudadanos que dan sugerencias podrían aportar con soluciones, ya que por varios años no hubo una preocupación por el estado en que se hallaba el bosque.

Superficie

El parque tendrá 1.075 metros lineales distribuidos en más de 15 hectáreas, desde el puente ecológico de Kennedy Norte hasta un área colindante con Canal Uno.

Obra

Los trabajos están a cargo del contratista Gustavo Matamoros y tienen un costo aproximado de $ 1’200.000. Se prevé que la obra esté terminada en diciembre próximo. En la segunda etapa se hará un cerramiento.

Cuestionamientos por obras en bosque protector Estero Salado
Ecología
2012-08-26T15:33:38-05:00
El Universo

Lo más leído