La Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) es la rama más beneficiada del plan de modernización de las Fuerzas Armadas que emprendió el Gobierno en el 2008, con compromisos que superan los $ 400 millones en inversión.

“En todas las ramas (Ejército, Marina, Aviación) estamos buscando un equilibrio. Evidentemente al inicio de este proceso (en el 2008) la Fuerza Aérea es la que más apoyo recibió porque era la que en condiciones más débiles estaba”, señaló el ministro de Defensa, Javier Ponce.

Con los recursos destinados por el Gobierno, la FAE modernizó su obsoleta flota supersónica y subsónica. Adquirió 18 aviones Súper Tucano a la empresa Embraer de Brasil (por más de $ 200 millones), 12 aviones Cheetah a Sudáfrica (por $ 80 millones), 2 sistemas radáricos a la empresa china CETC ($ 60 millones), 7 helicópteros Dhruv a la compañía Hindustan Aeronautics Limited de la India (por $ 51 millones), entre otras adquisiciones.

De los $ 1.600 millones destinados en el presupuesto del Estado para las Fuerzas Armadas en el 2012, más de $ 150 millones corresponden al pago de inversiones de arrastre de años anteriores, especialmente de los compromisos adquiridos por la FAE para la renovación de su flota de combate.

Según Ponce, lo único nuevo en inversión militar para el próximo año es la posibilidad de un crédito de aproximadamente $ 200 millones de Rusia para adquirir material de rescate y quipo motorizado para la fuerza terrestre.

En agosto pasado Ecuador firmó con ese país un preacuerdo para el desembolso del crédito. Ponce informó que faltan algunos detalles y que espera concretar el préstamo durante el primer trimestre de este 2012.