La diversión va por dentro

Interior del Policentro. Imagen antigua del lugar Riocentro Los Ceibos, fachada principal El San Marino en construcción y el segundo piso del c.c. En Aventura Plaza hay restaurante español, mexicano, deportivo, dos bares, entre otros locales.
Interior del Policentro. Imagen antigua del lugar
Interior del Policentro. Imagen antigua del lugar
Riocentro Los Ceibos, fachada principal
Riocentro Los Ceibos, fachada principal
El San Marino en construcción y el segundo piso del c.c.
El San Marino en construcción y el segundo piso del c.c.
En Aventura Plaza hay restaurante español, mexicano, deportivo, dos bares, entre otros locales.
En Aventura Plaza hay restaurante español, mexicano, deportivo, dos bares, entre otros locales.
4 de Agosto, 2011
4 Ago 2011

Sin duda alguna, atrás quedaron las épocas cuando las personas salían a caminar los fines de semana por las calles de Guayaquil en busca de ropa, comida y diversión para los miembros de la familia.

Desde la construcción de los centros comerciales, las actividades de los guayaquileños se trasladaron a lugares cerrados, en donde hay más comodidad y seguridad.

En septiembre de 1979 abrió por primera vez sus puertas en Kennedy Vieja, junto a la también recién inaugurada Clínica Kennedy, un centro comercial llamado Policentro, ubicado en la av. del Periodista (no existía la av. Francisco de Orellana).

Atendía a los moradores de la zona que pertenecían a la clase media, por lo que desde un principio el Policentro fue un éxito en ventas, además había dos salas de cines, que luego de unos años fueron derrumbadas para poner más locales. Alice Guim y su esposo, propietarios del Italian Deli, fueron los primeros en inaugurar un sitio para la venta de sus delicias italianas. Además, desde su apertura albergó reconocidas casas comerciales como Casa Tosi (fundada en 1919) y De Prati (nació en 1940 como local de venta de telas).

La idea del Policentro nació del arquitecto Juan Péndola, quien en esa época como alcalde de la ciudad viajó a Bogotá por asuntos de relaciones diplomáticas y en esta ciudad visitó un centro comercial que le gustó. Tiempo después se construyó uno de forma similar al del vecino país. El Policentro fue inaugurado por el expresidente Jaime Roldós.

Tiene un área total de 60.000 m², la construcción fue de 40.000 m², un espacio para 1.050 vehículos y 150 locales. Hace unos cuatro meses se realizaron arreglos en el área central y se incorporaron dos espacios conocidos en la ciudad, Noé (comida japonesa) y Juan Valdez Café.

Es muy común ver sentados en las bancas del centro comercial a los adultos mayores que llevan más de 15 años visitando el lugar y que pasan sus tardes conversando con amigos que viven por la zona.

Todos los años el Policentro coloca el árbol de Navidad más grande de la zona en sus instalaciones y durante algunos años se hizo un concurso para adivinar el número de focos del árbol.

Aunque con el paso de los años se hayan realizado varias renovaciones y cambios de color, es difícil que algún guayaquileño no haya paseado por el Policentro y los más grandes recordarán con nostalgia la tienda de ropa Unique, el Salón del Juguete, las pizzas y mantecados del Italian Deli, las papitas del segundo piso y la pileta que se ubicaba en la parte central del centro comercial, donde seguramente metieron las manos para refrescarse.

A pocos metros del Policentro está el centro comercial San Marino Shopping, ubicado en la avenida Francisco de Orellana y Plaza Dañín.

Fue inaugurado en el 2003. Su arquitectura es tradicional, con cúpulas y muchas divisiones.

Tiene un área total de 20.000 m², en construcción 90.000 m², hay espacio para 1.500 vehículos y tiene 200 locales comerciales repartidos en tres pisos y el subsuelo.

San Marino, debido a que es un centro comercial reciente, siempre está innovando con el cambio de locales comerciales, promociones regalos y música en vivo.

Fue concebido por profesionales norteamericanos, guayaquileños y quiteños. Forma parte del grupo Deller, que también tiene otros centros comerciales en Quito, como el San Luis y el Quicentro.

Un fin de semana en el San Marino es como caminar por el centro de Guayaquil: familias de compras, “los miranda” en las tiendas de ropa; adolescentes entre las salas de juego y el cine; grupos de viejos amigos en el patio de comidas del piso inferior y en las cafeterías; otros, en cambio, que huyen del calor y la inseguridad de las calles de ciudad.

Entre el Policentro (se cruza por un paso peatonal) y San Marino está Plaza Quil (av. Plaza Dañín y Fco. Boloña), un centro comercial más pequeño, que tiene en su interior un restaurante de comidas rápidas, una cadena de supermercados Mi Comisariato y otros locales, entre los que se incluyen lavanderías, centros médicos, agencias de viajes y bienes raíces.

En total, 24.113 m² de terreno, 89 locales, 21 oficinas y 11 parqueos exclusivos.

Recorriendo por Urdesa también encontramos un centro comercial que fue construido en el 2003 y su nombre fue puesto por una agencia de publicidad: Aventura Plaza, resguardado por la escultura de la iguana gigante que se encuentra en su jardín exterior.

La obra fue realizada por Juan Sánchez y en el mismo jardín circulan unos simpáticos patos que son las mascotas del lugar.

Lo particular de este centro comercial es que los espacios son independientes, como galerías una separada de la otra. En la actualidad hay 52 galerías comerciales (restaurantes y bares muy visitados), y 450 estacionamientos.

Su área es de 30.000 m², el área de construcción fue de 8.000 m². Ahora se alistan para lo que será la nueva entrada del centro comercial, puesto que en enero del 2012 el puente de Las Monjas será regenerado y se tendrá libre acceso a la iguana gigante que hay en el área verde del centro comercial.

Llegando a la vía a la costa, en el km 6½ nos encontramos con otro centro que reúne locales tanto de comidas, ropa, comisariatos y cine. Este es el Riocentro de Los Ceibos, construido en 1997 fue el primer centro comercial de la ciudadela. Surgió luego de que en 1995 se inauguró el Riocentro Entre Ríos, estos ya se han vuelto una cadena y actualmente hay uno en la Alborada, el Riocentro Norte, y el Riocentro Sur.

Riocentro Los Ceibos tiene un área de 55.000 metros cuadrados y recibe a aproximadamente 450.000 clientes. Fue remodelado con la ayuda de la diseñadora Adriana Hoyos. Ahora cuenta con 180 locales y 10 salas de cine que son el mayor atractivo para las familias que residen cerca del Riocentro.

Los domingos es muy normal ver a familias enteras disfrutrar de un almuerzo en el patio de comidas o los restaurantes independientes del centro comercial. Ofrece un área de parqueo para 600 vehículos en tres zonas diferentes.

Además hay un Mi Comisariato y Rio Store, donde se puede adquirir productos de uso diario.

Para Sara Cabrera, asidua visitante, lo bueno de ir a este centro comercial es que nunca está muy lleno. “Está construido de tal forma que la gente no se acumula toda en un mismo lugar y lo más urgente está al alcance, por ejemplo: la farmacia y el supermercado están más cerca de las puertas que las tiendas de ropa o útiles escolares,” dice.

Además
La próxima semana: el albán borja, plaza triángulo, paseo orellana c.c. Los ceibos, la piazza ceibos y las vitrinas

11
Son los centros comerciales en la zona de kennedy, urdesa y los ceibos: San marino shopping, policentro, albán borja, las vitrinas, plaza quil, paseo orellana, c.c. los ceibos, plaza triángulo, Aventura plaza, riocentro, ceibos y la piaza ceibos.

“Me gusta porque tiene muchísima variedad en cuanto a ropa y accesorios, puedo encontrar de todo y son precios supercómodos”.
Anita Wellington
Visitante del Policentro

“Están las mejores tiendas y boutiques. Tiene un ambiente agradable y uno puede venir con sus amigos a pasear, comer o ir al cine y divertirse”.
Silvia Mosquera
Visitante del San Marino

La diversión va por dentro
Gran Guayaquil
2011-08-04T05:07:55-05:00
Por el calor, por seguridad o comodidad, los guayaquileños nos encerramos en los mall a pasar tardes enteras. En Kennedy y Urdesa están los más antiguos.
El Universo