A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene

A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene
A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene
El príncipe Alberto II de Mónaco y su novia, Charlene Wittstock.
A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene
Una bandera anuncia la boda del príncipe y su novia.
A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene
Una vajilla de sellos y de recuerdos hechos con motivo de la boda real.
A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene
Una vendedora muestra monedas con el perfil del rostro de los prometidos.
A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene
La actriz Grace Kelly y Rainiero de Mónaco en su ceremonia de boda, el 19 de abril de 1956.
27 de Junio, 2011
27 Jun 2011

AGENCIAS-REDACCIÓN
París.- Mónaco se prepara para celebrar con ceremonias oficiales y actos con participación popular el enlace del príncipe Alberto II con la exnadadora sudafricana Charlene Wittstock.

Las dos ceremonias, una civil este viernes 1 de julio y otra religiosa al día siguiente (el sábado 2), culminan cinco años oficiales de noviazgo de la pareja, no obstante, la intención es aprovechar el casamiento para mostrarle al mundo la cara amable de un enclave asociado con el lujo y el glamur.

Cerca de 1.500 periodistas se han acreditado para cubrir el evento, que comenzará el jueves con la recepción de la prensa y un recital del grupo californiano The Eagles, al que han sido invitados también los monegascos, residentes y habitantes de los municipios limítrofes.

Para que ni turistas ni habituales se pierdan ningún momento de las ceremonias en que Wittstock saldrá convertida en princesa de Mónaco, se van a instalar ocho pantallas gigantes, de las cuales dos estarán en la Plaza del Palacio, una delante de la catedral y tres más en el muelle Alberto I.

Mónaco espera desde 1956, año en que se casaron Rainiero y la entonces actriz estadounidense Grace Kelly, la celebración de un nuevo enlace de esa categoría, y para intentar que sus ciudadanos no se lo pierdan ha decretado que esos dos días sean festivos.

Por todo el Principado ondean ya las banderas oficiales de Mónaco, de Sudáfrica y la del emblema oficial de la boda, mientras que a pocos días de que esta se celebre se decorará la ciudad con flores. Entre estos ornamentos naturales podrían constar las provenientes de Ecuador, pues, según informó su Ministerio de Relaciones Exteriores se donarán 9.000 rosas para adornar los jardines y salones donde tendrá lugar el enlace.

En Mónaco, fuentes de la Oficina de Turismo explicaron que a pocos días del enlace todavía quedan plazas de hotel, pero que se espera que todos, de los que en Mónaco el 90% son de cuatro estrellas, se hayan completado.

En su intento por hacer de una boda de Estado un acto lo más popular posible, están programadas más de 200 animaciones durante esos dos días, con espectáculos callejeros y musicales. Pero quizá lo más llamativo es que los monegascos vayan a ser testigos de excepción del enlace, invitados a participar en el bufé que se servirá la noche de la boda civil o a acudir el día de la religiosa a la Plaza del Palacio, donde unas 3.500 personas podrán ver sentadas su retransmisión.

Para quienes quieran tener un recuerdo no ha faltado un elegante catálogo de artículos, cuyos precios oscilan entre los dos euros ($ 2,83) de unas monedas conmemorativas y los 480 (unos $ 681) de un colgante con el emblema del enlace: las iniciales de Alberto y Charlene, entrelazadas bajo una corona.

La lista total de invitados no ha sida difundida, pero entre los personajes que le darán todavía más caché al evento se han filtrado algunos como el modisto alemán Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel, y su exmusa y la también diseñadora Inés de la Fressange.

El Palacio del Principado, no obstante, ha sido menos transparente sobre los representantes de las casas reales europeas y de los jefes de Estado que acudirán al acto, quienes verán desfilar por una alfombra roja a una exnadadora que de pequeña no soñaba con príncipes azules sino con medallas olímpicas.

A 4 días de la esperada boda de Alberto de Mónaco y Charlene
Gente
2012-09-13T02:52:03-05:00
Hace 55 años Rainiero y Grace le dieron a Mónaco un enlace real, ahora lo harán Alberto II y Charlene Wittstock.
El Universo

Lo más leído