Mancheno fue el asesor oculto que impulsó a Irina en política



MONTECRISTI, Manabí. En la Constituyente, Irina Cabezas impulsó los mandatos y las tesis del Ejecutivo. En el Congresillo y en la Asamblea siguió alineada con la Presidencia de la República. En noviembre del 2005, César Mancheno (i) posesionó a Wilson Salazar como gobernador de Tungurahua (foto de La Hora). 
 QUITO. Santiago Delgado e Irina Cabezas en la celebración del cumpleaños 36 de César Mancheno (d) en diciembre del 2009.


MONTECRISTI, Manabí. En la Constituyente, Irina Cabezas impulsó los mandatos y las tesis del Ejecutivo. En el Congresillo y en la Asamblea siguió alineada con la Presidencia de la República.
MONTECRISTI, Manabí. En la Constituyente, Irina Cabezas impulsó los mandatos y las tesis del Ejecutivo. En el Congresillo y en la Asamblea siguió alineada con la Presidencia de la República.
En noviembre del 2005, César Mancheno (i) posesionó a Wilson Salazar como gobernador de Tungurahua (foto de La Hora).
En noviembre del 2005, César Mancheno (i) posesionó a Wilson Salazar como gobernador de Tungurahua (foto de La Hora).

 QUITO. Santiago Delgado e Irina Cabezas en la celebración del cumpleaños 36 de César Mancheno (d) en diciembre del 2009.
QUITO. Santiago Delgado e Irina Cabezas en la celebración del cumpleaños 36 de César Mancheno (d) en diciembre del 2009.
8 de Febrero, 2011
8 Feb 2011

La noche del 17 de diciembre del 2009, Irina Cabezas tomó el micrófono para felicitar a su amigo César Mancheno Vargas, quien, al día siguiente, cumpliría 36 años. Alrededor de la mesa festejaban el compañero de Irina, Santiago Delgado; su hermana Orfa Cabezas; y Giovanny Mancheno, hermano del homenajeado. Una guitarra y un requinto amenizaban la fiesta.

Fue un año especial para Cabezas: fue elegida como asambleísta nacional por Alianza PAIS y luego, primera vicepresidenta del Legislativo. Su patrimonio aumentó con la adquisición de un carro del año y una vivienda valorada en $ 195 mil, en una exclusiva urbanización al norte de Quito.

Un puntal de esa trayectoria ha sido su amigo y consejero César Mancheno, aunque nunca lo ha contratado directamente como su asesor en el Legislativo. Se lo conoce como un operador con buenos contactos en varias tiendas políticas y, últimamente, es propietario de varias empresas. Es ambateño, tecnólogo en Programación de Sistemas y licenciado en Contabilidad y Auditoría.

Durante varias semanas Diario EL UNVIERSO intentó hablar con Cabezas y Mancheno pero no dieron la entrevista.

INICIOS POLÍTICOS
Dirigentes de Ambato recuerdan a Mancheno cuando, en el 2000, perifoneaba por las calles de esa ciudad en contra de Lorenzo Saá, quien en esa época era diputado de Tungurahua por la Democracia Popular, por el supuesto incumplimiento de un pacto político. En ese entonces, era el presidente de un movimiento llamado Fuerza Independiente Nacional. Luego apoyó a Luis Fernando Torres, ex diputado y alcalde de Ambato por el Partido Social Cristiano.

Después hizo amistad con Fernando González, del Frente Cívico, un movimiento con políticos de varias tendencias y creado para enfrentar a Torres. “No es mi amigo íntimo, pero es mi amigo”, manifestó González, actual asambleísta por Tungurahua (antes de Alianza PAIS, hoy de oposición).

Según el dirigente de Pachakutik, Jorge Guamán, ha sido militante de PK desde hace unos ocho o nueve años (es decir, cuando tenían una alianza con Sociedad Patriótica, que se rompió a los seis meses del gobierno de Lucio Gutiérrez, en el 2003). Tuvo un papel activo en las movilizaciones, pero desde hace siete meses ya no asiste a las reuniones, relató Guamán en un diálogo con este Diario en diciembre pasado.

En un juicio contra Mancheno, Édgar Tohaza Gutiérrez testificó: “Unos meses antes de la caída de Lucio Gutiérrez... me dijo que sabía que yo era asesor de la Feine (Federación de Indígenas Evangélicos) y que en ese momento disponía de 100.000 dólares para movilizar a personas para dar un golpe de Estado...”. Y agregó que el propio Mancheno le dijo, en varias ocasiones, que “era agente infiltrado de los socialcristianos (en el movimiento indígena)”.

El 16 de noviembre del 2005, Mancheno posesionó, a nombre del régimen de Alfredo Palacio, a Wilson Salazar como gobernador de Tungurahua, así como a otras autoridades provinciales. El entonces ministro de Gobierno era Galo Chiriboga Zambrano, actual embajador en España.

LA RELACIÓN CON IRINA
Irina Cabezas y Mancheno se conocieron en el 2003, de acuerdo con un certificado de honorabilidad que la asambleísta le dio a su amigo. Entre septiembre del 2005 y noviembre del 2007, Mancheno trabajó como asesor del Instituto para el Ecodesarrollo Regional Amazónico (Ecorae). Fue la mano derecha de Marcelino Chumpi, ex director de esa entidad, y salió cuando fue detenido por su supuesta participación en un caso de corrupción, del que fue absuelto (ver la página 3).

A fines del 2007, antes de que Mancheno sea separado del Ecorae, Cabezas y su compañero Delgado indicaron, en sus declaraciones juramentadas de bienes, que ese Instituto les debía $ 1.500 a cada uno. Pero en la página web del Ecorae, que recoge la lista de los contratos desde el 2006, no constan sus nombres.

Dirigentes de Alianza PAIS de Tungurahua dijeron que Mancheno y Cabezas eran cercanos durante la Constituyente, que duró hasta julio del 2008. Cuatro meses después, Cabezas integró el llamado ‘Congresillo’, que representaba el Legislativo durante el periodo de transición antes de que se realicen las elecciones de junio del 2009. Para este proceso existió una regla especial: el recientemente creado Consejo Nacional Electoral (CNE) era el que financiaba la publicidad en medios de comunicación y las vallas a todos los candidatos, con fondos del Estado.

La campaña se inició en marzo de ese año, y Mancheno y la empresaria de comunicación Tamara Navas, que también había trabajado con el Ecorae, asesoraron a Irina Cabezas.

En una reunión de planificación, Navas le explicó a la candidata: “Entrega de los volantes o cosas en los viajes. Algo que puedas entregar, un detalle con lo que hayas informado...”. Enseguida César Mancheno complementó: “Nosotros tenemos lo de Panavial”. “¡Ah, perfecto!”, exclamó la asesora.

Panavial tiene una empresa subsidiaria para dar el servicio de publicidad en la Panamericana, entre ellos el volanteo en peajes. Es Alfavial. El gerente de ambas compañías, Marcelo Herdoíza Guerrero, descartó haber dado servicios de volanteo a Irina Cabezas.

Además, el CNE de Tungurahua llamó la atención a los dirigentes de la campaña de Alianza PAIS en esa provincia por la presencia de vallas no reportadas en las carreteras. Entre ellas una de Irina Cabezas, en Cunchibamba (al norte de Ambato), al filo de la Panamericana. Esta mostraba los eslóganes planteados en la reunión con Mancheno y Navas: “Irina a la cabeza” y “Una mujer de resultados”.

En la página web del CNE consta que los candidatos a asambleístas nacionales de la lista 35 no destinaron los recursos del Estado para vallas.

Marcelo Herdoíza indicó que tampoco dio el servicio de vallas a Irina Cabezas. La autorización para la instalación de publicidad en la Panamericana “corresponde a la autoridad competente, esto es, la Subsecretaría de Concesiones o la Subsecretaría de Vialidad” del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, puntualizó.

Orfa Cabezas ingresó en la Subsecretaría de Delegaciones y Concesiones del Transporte del MTOP, en abril de 2009, un mes después de que se iniciara la campaña electoral.

Herdoíza señaló que sí conoce a Mancheno: “Es un ciudadano que anda por diferentes situaciones de la vida... Tengo entendido que es quien hizo algo de la campaña (no sabe de qué candidato), pero de ninguna manera ha tenido una relación directa con nosotros”.

El 18 de septiembre del 2009, Mancheno registró a su nombre un jeep Volvo, modelo 2008, que él mismo valoró en 79.992 dólares. Su anterior propietario era Panavial, según los registros de la Comisión Nacional de Tránsito. Cuando se le preguntó a Herdoíza al respecto, no confió en el dato de la Comisión. Y dijo: “Directamente no le hemos vendido ningún vehículo. Entiendo que se vendió a algún pariente de él o algo así, y es la relación que hemos tenido, pero ninguna más”.

FINANCIAMIENTO DE CAMPAÑA
El apoyo de Mancheno a Irina Cabezas no solo se limitó a asesorías y enlaces.

En el reporte de Alianza PAIS al CNE constan como los mayores aportantes en especies (productos) a la lista de asambleístas nacionales del oficialismo Giovanny Mancheno Vargas y Olinka Vélez Rodríguez. El primero es el hermano menor de Mancheno (31 años) y la segunda se convirtió en esposa de César Mancheno el 3 de octubre del 2009.

La lista para asambleístas nacionales era de 15 candidatos. Por Alianza PAIS entraron siete: Fernando Cordero (presidente de la Asamblea), Fernando Bustamante, Pedro de la Cruz, Mercedes Diminich, Marllely Vázconez, Irina Cabezas y Silvia Salgado.

El aporte de Giovanny Mancheno consistió en 100.000 jarros promocionales, a un costo total de $ 14.560. Y el de Olinka Vélez, de 100 pacas de fósforos con logotipos promocionales y 32 lonas impresas a todo color con sus respectivos montaje y alquiler de espacio por un mes cada una. El monto total de su aporte fue de $ 12.472.

La unión entre Mancheno y Vélez duró poco. El 12 de febrero del 2010 disolvieron su sociedad de bienes por mutuo acuerdo y dos meses después, Mancheno planteó la demanda de divorcio. El proceso se encuentra en el Juzgado 11º de lo Civil de Pichincha y aún no termina.

Aún así, Mancheno se casó el 18 de septiembre pasado con Paola Jara Urquizo, asistente administrativa de la Fiscalía de Tungurahua.

Días después de su matrimonio, el 30 de septiembre, durante el levantamiento policial en contra del Gobierno, César Mancheno participó en la reunión de la oposición en el hotel Le Parc.

Consultado sobre el hecho, Fernando Cordero, manifestó: “Este (Mancheno) es un personaje extraño porque aparece en un momento especial de la vida (en referencia al 30-S) y espero que las investigaciones de la Fiscalía nos digan qué mismo era el señor”.

Mancheno fue el asesor oculto que impulsó a Irina en política
Política
2015-07-20T19:19:04-05:00
El hermano y la esposa de César Mancheno aportaron a candidatos de PAIS en el 2009.
El Universo