El grabado y su historia cuentan con espacio en el Club Garza Roja

NOBOL, Guayas. Decenas de personas visitaron la Capilla del Grabador durante la inauguración, que se efectuó el pasado sábado. Luis Campos Gisella Aguirre
NOBOL, Guayas. Decenas de personas visitaron la Capilla del Grabador durante la inauguración, que se efectuó el pasado sábado.
NOBOL, Guayas. Decenas de personas visitaron la Capilla del Grabador durante la inauguración, que se efectuó el pasado sábado.
Luis Campos
Luis Campos
Gisella Aguirre
Gisella Aguirre
22 de Noviembre, 2010
22 Nov 2010

Exactamente cien grabados integran la muestra permanente Huellas guayacas, que desde el pasado sábado se muestran en un nuevo espacio para el arte, bautizado por sus creadores como Capilla del Grabador, donde cuatro salas exhiben cuadros con impresos en alto y bajo relieve, y que destacan las culturas egipcias, greco-romana, las ecuatorianas ancestrales Jama-coaque, Tolita, entre otras.

Este museo del grabado cuenta con una infraestructura mixta, es decir, de paredes de cemento y los pasillos y pilares de madera algarrobo, en los que se ha “grabado el viacrusis que tuvieron que pasar exponentes del grabado”, según indicó Ramón Sonnenholzner, uno de los mentalizadores del proyecto y director del Club Garza Roja, donde se encuentra la capilla.

“Esto es solo el inicio de un gran trabajo. Seguiremos comprometidos con el arte”, manifestó Sonnenholzner, quien trabajó este museo junto con el artista plástico y grabador Hernán Zúñiga, encargado de la museografía y curaduría de este proyecto cultural.

Él señaló que la exposición tiene un fondo de 200 grabados, que fueron seleccionados tras un riguroso proceso curatorial, de entre más de 600 impresos presentados.

Estos trabajos los realizaron talleristas de Zúñiga, quien impartió cursos de grabado a alumnos egresados del colegio de Bellas Artes, en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Guayaquil, ITAE y en el taller de artes gráficas Galo Galecio de la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas.

“El eje de nuestra identidad está en los grabados. En ellos se expresa quiénes somos y por qué estamos aquí”, mencionó.

En una de las salas de la Capilla del Grabador se ha ubicado la réplica de la imprenta de Gutenberg. “Ahora nuestra imprenta tiene su propio espacio”, expresó Sonnenholzner durante la inauguración del museo.

A la jornada asistieron personalidades de la cultura local, entre ellas Rosa Amelia Alvarado Roca, presidenta de la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas.

“Esta es una obra excepcional de dos soñadores (Sonnenholzner y Zúñiga). Es un sitio mágico donde la naturaleza se une con el arte”, expresó la poeta.

Con ella coincidió Néstor Camargo, uno de los invitados a la inauguración de la Capilla del Grabador. “Este museo le da también un enfoque a la naturaleza y esto energiza al visitante”, dijo el hombre. Contó que con anterioridad no conocía con exactitud qué era el arte del grabado.

“La muestra también me ha permitido conocer a fondo este arte”, expresó Camargo, quien fue acompañado por Esperanza Amaya, su esposa. “Esta es una oportunidad única de visitar este tipo de espacios artísticos”, indicó la mujer.

Apuntes
Música.
Una de las jornadas del II Festival de Guitarra Clásica Ciudad de Guayaquil se vivió poco antes de la inauguración de la Capilla del Grabador. Participaron Luis Campos (foto), la Orquesta de Guitarras Juan Isidro Mejía, Fabián Hinsche, etc.

Apertura.
La encargada de abrir la puerta de la Capilla del Grabador fue Gisella Aguirre, quien es la custodia del lugar desde el sábado.

Visitas.
El Club Garza Roja se ubica en el km 37 vía a Daule (Nobol). Las entradas cuestan $ 3 adultos y $ 2 niños. Además de la capilla hay sitios de distracción familiar.

El grabado y su historia cuentan con espacio en el Club Garza Roja
Cultura
2014-06-27T12:57:08-05:00
Capilla del Grabador. Este proyecto museográfico, dirigido por Hernán Zúñiga y Ramón Sonnenholzner, se encuentra en Nobol.
El Universo