Reubicación genera expectativa y temor en familias del Salado

La última semana de diciembre comenzará la reubicación de las familias asentadas sobre el estero Salado. Ericka Urrutia (d) y Julia Chuqui esperan ser trasladadas hacia el sector de Nueva Prosperina. Las familias que habitan debajo del puente de la A, por el lado de la 11 y Francisco Segura, dicen ya haber sido notificadas que en diciembre serán reubicadas.
La última semana de diciembre comenzará la reubicación de las familias asentadas sobre el estero Salado.
La última semana de diciembre comenzará la reubicación de las familias asentadas sobre el estero Salado.
Ericka Urrutia (d) y Julia Chuqui esperan ser trasladadas hacia el sector de Nueva Prosperina.
Ericka Urrutia (d) y Julia Chuqui esperan ser trasladadas hacia el sector de Nueva Prosperina.
Las familias que habitan debajo del puente de la A, por el lado de la 11 y Francisco Segura, dicen ya haber sido notificadas que en diciembre serán reubicadas.
Las familias que habitan debajo del puente de la A, por el lado de la 11 y Francisco Segura, dicen ya haber sido notificadas que en diciembre serán reubicadas.
19 de Noviembre, 2010
19 Nov 2010

La reubicación de 155 familias asentadas sobre el estero Salado, a la altura del puente de la A, ya tiene fecha de inicio: la última semana de diciembre.

Tras un proceso que empezó en mayo pasado, autoridades del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) ya elaboran el cronograma del traslado de las personas que desde hace más de 20 años habitan en ese sector hacia el plan habitacional Socio Vivienda que el Gobierno nacional construye en Nueva Prosperina.

El coordinador regional 5 del Miduvi, Raúl Sánchez, señaló que está avanzada en un 80% la construcción de las viviendas de la tercera fase del proyecto habitacional, donde serán trasladadas las familias.

“La entrega no será de golpe, porque los beneficiarios deben cumplir ciertos pasos como tener bien la documentación para la entrega de vivienda; lo que hacemos es arrancar en esa fecha”, manifestó el funcionario.

La reubicación comenzará por las familias que están asentadas en el sector de la 11 y Francisco Segura. Sus moradores han tenido ya la visita de funcionarios del Miduvi, a quienes les han entregado la documentación respectiva como partida de nacimiento, registro de propiedad que indique que no tienen vivienda, código catastral, certificado de matrimonio si están casados o un papel notariado si es unión libre.

Ericka Urrutia, quien vive desde hace once años en ese sector, indicó que ya fueron censados y que se las ha prometido la entrega de la vivienda en diciembre. “Vinieron por última vez en octubre y ya entregamos todo el papeleo, pero aún no nos dicen la fecha”.

Ella, quien habita en una vivienda de menos de 30 metros cuadrados, hecha de tablas viejas y zinc, está de acuerdo con su reubicación. En su casa son cinco miembros (su esposo, más los tres hijos). Junto a ella, su vecina Julia Chuqui, quien desde hace siete años habita sobre el estero, también espera por la reubicación. “Mi niña de 5 años ya no puede estar aquí porque la otra vez se enfermó de tuberculosis; la operaron del corazón porque le encontraron pus”, refirió esta madre de una familia de siete miembros (su esposo y cinco hijos).

En la otra orilla del estero, por el callejón de la A, la situación es de preocupación y temor porque algunas familias no han entregado al Miduvi la carpeta con la documentación requerida. Ana Flores aseguró que delegados del Miduvi los llevaron en septiembre a recorrer las viviendas donde serán ubicados y luego les pidieron los papeles que iban a ser retirados posteriormente en otra visita.

Pero Flores indicó que hasta ahora regresan y su temor es que sean desalojados y no beneficiados por las casas.

El gerente técnico del proyecto por parte del Miduvi, Cristóbal Cruz, aclaró que inicialmente se reubicará a familias de un sector. “Paulatinamente iremos a otras zonas; incluso aún estamos censando a los que están en el estero Mogollón”. Descartó que vaya a haber desalojo.

Julia Chuqui, quien tiene 17 años de vivir en el sector, dijo no estar de acuerdo con la reubicación hacia Nueva Prosperina, pues afirmó que quedarán lejos de hospitales y mercados. “Así no nos guste, hay que acatar el cambio”.

Con ella coincidió Flores, quien agregó que se alejará de la familia y vecinos que viven cerca de ella. No obstante, el coordinador regional del Miduvi, Raúl Sánchez, manifestó que hay un 98% de aceptación entre las familias que han sido censadas y que están dispuestas al cambio.

“Nuestro objetivo es darles una vivienda digna con dormitorios, baños, sala, cocina; además de que tendrán patio y toda la infraestructura como bordillos, aceras, luz, agua, que ellos no tienen ahora”, recalcó.

Parque lineales
Agregó que además de la reubicación también se ejecuta el proyecto de Guayaquil ecológico con la construcción de un parque lineal de 100 metros en el sector de Esmeraldas Chiquita (donde hubo el incendio el año pasado) y otro que se edifica, de 500 metros, por el primer puente de la Perimetral.

Textuales: Sobre el cambio
Ana Flores
Vive debajo del puente de la A
“Si es decisión del presidente Correa de botarnos, qué vamos a hacer. No podemos discutir. Vamos a estar lejos de todo”.

Ericka Urrutia
Vive en la 11 y Francisco Segura
“Me gusta la idea de tener nueva casa; el sitio se ha vuelto riesgoso para los niños por las enfermedades”.

Raúl Sánchez
Funcionario del Miduvi
“(En Nueva Prosperina) tendrán toda la obra básica; se construye hasta una escuela”.

Reubicación genera expectativa y temor en familias del Salado
Gran Guayaquil
2010-11-18T16:04:42-05:00
Miduvi alista el traslado de primeras 155 familias para la última semana de diciembre.
El Universo

Lo más leído